domingo, 26 de febrero de 2012

Actualización médico-melódica


Fuente: dasterion.deviantart
Hace bien poco fui espoleado a retomar el tema de las lesiones posturales en los músicos ("La salud laboral en los músicos"), después de saber de la existencia del blog Postura sana en el Conser de Gijón de Ana María Pérez. Eso me impulsó también a ordenar las principales entradas publicadas aquí. Y viendo que también Ana acaba de actualizar su “Bibliografía, creo oportuno comunicar que he reordenado bajo diferentes epígrafes los artículos recogidos en la pestaña Música y Medicina. También he modificado el preámbulo para darle a este apartado un mejor sentido.

Este blog lleva el título de Medicina y Melodía, y por lo tanto su principal razón de ser son los temas que relacionan las disciplinas médica y musical.  

Saludos médico-melódicos, amigos.

4 comentarios:

  1. Este blog tuyo es una de las mejores cosas que me han dado las nuevas tecnologías, querido José Manuel; no te haces idea de cuánto aprendo y de cuánta afinidad encuentro. Te habré contado ya que el mayor de mis vástagos acaba esta primavera sus estudios de medicina; llevo seis años inmersa - de alguna manera - en un mundo nuevo y fascinante y eso ha hecho que todo lo relacionado me interese. Por cierto, mira qué curioso: también él es músico como tú y ¡está enamorado de la medicina de familia!
    Bueno; esto parece una confesión. Continuará, jeje.
    Bicos mil, meu amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas a conseguir que me ruborice, queridísima Lola. Creo que ya he dicho más de una vez que sólo pretendo transmitir ideas ajenas de la mejor manera posible. Y si ya mucho me alegra la afinidad espiritual, el considerarme músico ha sido como acariciarme el alma. A tu hijo mayor le deseo la mayor fortuna médico-melódica.
      Mil besos, amiga, y sigamos confesando libremente.

      Eliminar
  2. Dicen que cuando haces limpieza o cambias algo de lugar tiene más repercusiones de las que en un principio se supone...lo que no sabía es que también resultaba cierto a este nivel!! Me alegra que el haber actualizado mi bibliografía te animase a reorganizar los interesantes contenidos de tu blog.
    En cuanto a lo de ser músico o no...yo tengo la opinión de que todos somos músicos. El ser humano es músico por naturaleza. Tenemos un maravilloso cuerpo que es un fantástico instrumento de percusión y que además porta otro instrumento no menos sorprendente: la voz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, amiga Ana, que la influencia es mutua, y por lo que a mí respecta muy buena.
      Me atrevo a decir, como Alejo Carpentier, lo de "ese músico que llevo dentro". Lo frustrante es no haber podido -o sabido- desarrollar plenamente la vena melódica. Supongo que el oído musical me viene por linea paterna (abuelo paterno músico profesional: saxofonista y con propia orquesta) y mi máximo desarrollo artístico es cantar como tenor en una coral (cantar ha sido un impulso innato) y rasguear la guitarra para acompañarme. Disfruto cantando como con ninguna otra actividad, y llevar el instrumento puesto es comodísimo. Aunque en sueños me he visto con la batuta al frente de una gran orquesta sinfónica. Pero esto lo dejaré para otra vida...
      Melódicos saludos.

      Eliminar