lunes, 15 de octubre de 2012

Absurdo acuerdo de gestión

Fuente



Esta tabla es un extracto de los "indicadores de prescripción" en los siete primeros meses del año de dos cupos médicos de un Equipo de Atención Primaria, en concreto los dos extremos en gasto (menor y mayor), con un cupo similar cuantitativa y cualitativamente. El segundo supera en más de 120.000 euros el gasto del primero, con más de 9.000 recetas de diferencia, y sorprendentemente cumple mejor los indicadores elegidos para el cumplimiento de objetivos de gasto farmacéutico (Genéricos, Novedades terapéuticas IBP, Estatinas, Antidepresivos, Antidiabéticos, Corticoides inhalados) en función de porcentajes y coste de envases. En consecuencia, el médico de familia titular del cupo que gasta más percibirá un mejor complemento de productividad variable que el que gasta menos. Es tan chocante, tan incoherente, que parece de chiste.

Un despropósito, consecuencia de un absurdo “acuerdo de gestión”.

El perjudicado en este caso, si quiere no seguir viéndose penalizado económicamente en el futuro, habrá de aumentar su gasto farmacéutico particular para incrementar los porcentajes de referencia. Dicho de otro modo: prescribiendo un mayor número de envases (emitiendo más recetas) de aquellos medicamentos que le piden los teóricos de la gestión, y aun doblando su gasto farmacéutico, tendrá una mayor remuneración. Imagino interrogantes y rascados de cabeza, porque cualquiera con un mínimo de sensatez calificará esto de disparate, que lo es. Y aparte de lo económico, esta herramienta gestora supone un condicionamiento que atenta contra los principios del buen ejercicio de la medicina, degradante para los profesionales. Para llorar...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada