sábado, 14 de febrero de 2015

Un joven director de orquesta de 90 años


Sin música la calidad de vida de las personas sería mucho peor.
Sir Neville Marriner


Lo dice un joven anciano de 90 años, a quien hemos de incluir en el admirable grupo de individuos que viven una vejez saludable

Neville Marriner es un violinista y director de orquesta que fundó la Academy of Saint Martin in the Fields (nombre que proviene de la iglesia londinense situada en la Plaza de Trafalgar), conjunto musical nacido como pequeño grupo de cuerdas sin director, que dirigió durante muchos años al evolucionar hacia una gran orquesta sinfónica. Solemos asociar a Marriner y a su ASMF con la música barroca y al clasicismo, especialmente a Mozart (no olvidemos que son los intérpretes de la música de la película Amadeus, de Milos Forman) pero con el tiempo fueron abarcando repertorios más modernos, incluyendo obras de los compositores británicos de los siglos XIX y XX.

En una entrevista que concedió a La Voz de Galicia, a la pregunta sobre el secreto de su excelente forma, Marriner respondió que era gracias a su continua actividad física y mental, dando a entender que también la genética era parte de su buen estado. Sobre la música como cultura, no desaprovecha el veterano director de orquesta para lanzar una pulla a los políticos que la desatienden, señalando su gran importancia diciendo que “en tiempos de guerra, o en países que atraviesan dificultades importantes, donde la gente sufre, la música es capaz de aportar siempre esperanza y alivio, de lograr unirla incluso”. 

Ya lo había dicho Cervantes en el Quijote: La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu. Y Marriner contribuye a aliviar o mejorar nuestro espíritu con su buen hacer musical.


Sir Neville Marriner

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada