domingo, 26 de julio de 2015

En los momentos confusos: Fuga

Paraidolia


Vertiginoso espacio coloreado de contento.
Bajo el mandato de Dionisos 
aniquilando boleros–tangos–coplas...
Monotonía ausente en farra incontenible.
Atrapado en enólicas visiones
aullando en duermevela incontenible y volátil.
Transido por bioquímicas reacciones
flotando entre vaivenes sobre nubes encantadas.
Enredadas neuronas en tinieblas
al borde de una rugiente catarata...
Rojo y blanco. Abotargado y guiñapo.

Libre de la oficialidad del tiempo
batiendo la mandíbula con ojos distantes.
Chascarrillos y cuentos –estolideces al viento–
violines guturales y trombones gastroesofágicos.
La lengua que desenfrenada brinca
arremete azuzada rebuznando.
Empodrecida atmósfera por metabólicos fluidos 
vértigo–cefalea–ofuscación... Caos en la encefálica corteza.
Inenarrable sensación –acaso fugitiva– 
que embota y desorienta. Debilitada carne está vencida.

Furtiva reflexión en un momento lúcido...
¡Inicua libertad que voluntades devora!
¡Odioso anegamiento de vicio perdonable!
Siento el peso de la abulia extrema e invencible
torturadora carga que aplasta el alma.
Al fin desfallecido y de bruces reposo.

Duermo. Duermo. Duermo...


Un ejemplo de la forma musical "Fuga"
 Fuga en Do Mayor de Johann Pachelbel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada