martes, 23 de febrero de 2010

Tiranía de la memoria


¡Oh, memoria, enemiga mortal de mi descanso! (M. de Cervantes)

¿Quién no ha oído decir que lo que importa es vivir el presente? ¡Carpe diem! ¡Aprovecha el momento!... Como si hubiese que olvidarse de lo pasado y no esforzarse en adivinar lo por venir. Considero ese ideal y veo posible cerrar los ojos a malos pensamientos futuribles que frenen los propósitos, cercenar negativas reflexiones ceñidas al “yo no puedo” y expandir la osadía. Pero despojarse del lastre pretérito mediante una amnesia selectiva se me antoja un imposible. Las negruras del pasado arremeten una y otra vez contra el presente, hiriéndolo, debilitándolo, inmovilizando su mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario