viernes, 14 de mayo de 2010

Tics del pensamiento fugitivo 2


Atendiendo a lo dicho en la presentación de los tics del pensamiento fugitivo, os presento aquí la segunda docena.

  • La contumacia es gran defecto que con transigencia se cura.
  • Mejor la débil conmiseración que la dureza de espíritu.
  • Quien tiene conciencia porta un corazón doliente.
  • El que trata a los demás con displicencia no ha de esperar de los demás trato cordial.
  • El egocéntrico es tan idiota como un enano que se cree gigante.
  • ¿Esotérico o exotérico? Basta una letra para irse al otro extremo, un paso para salvarse o caer al abismo.
  • No siempre lleva la elocuencia más carga de verdad.
  • Un buen exordio incita a sobrepasar la orilla y adentrarse en la grandiosidad del océano verbal.
  • A los niños podemos hablarles explícitamente o con eufemismos, pero nunca debemos engañarles si pretendemos que no engañen.
  • Prefiero ser un buen epígono a un mal creador original.
  • Prefiero la fidelidad al propio pensamiento, aunque no engendre ganancia, que el beneficio que otorga el ser gregario.
  • Hermosa entelequia soñar con la universal filantropía, mas sigamos hermoseando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario