jueves, 19 de mayo de 2011

Médico de familia para todo… lo que nadie quiere

En un par de días he recibido solicitudes para emitir diferentes informes/justificantes (para no declarar en el juzgado, para no formar parte de una mesa electoral, para la adaptación de un puesto laboral, para apelar una multa de tráfico…) que me han hecho volver la cabeza y retomar el eterno problema: la sobrecarga de las consultas por asuntos burocráticos o no estrictamente médicos. Y es que el médico de cabecera, cuando interesa, vale para todo, especialmente para lo que nadie quiere, ni funcionarios ni demás facultativos.

Así que no sorprende que se levanten voces de alarma y se hagan comparaciones, por muy odiosas que parezcan, proponiendo medidas desburocratizadoras.
“La falta de tiempo junto al crecimiento imparable de la demanda son los principales problemas que padecemos los médicos de familia en la práctica diaria. Si analizamos el contenido de nuestras consultas podemos concluir que el continuo crecimiento de la demanda no se debe únicamente al excesivo número de pacientes asignados, ya que con cupos “razonablemente dotados”, el volumen de las consultas tiende a crecer sin límite aparente (en el caso de Suecia, con cupos de 2.500 pacientes apenas se supera los 15 pacientes diarios).Creemos que la incesante derivación de tareas no propias de un médico de familia a nuestras consultas, (tendencia que, en contra de disminuir sigue aumentando), junto a la hiperfrecuentación son los principales motivos del crecimiento imparable de la demanda con consecuencias obviamente negativas para la actividad propia del médico de familia suponiendo hasta un 30 % de nuestro tiempo en consulta (en algunos casos, más aún).”
Ni sorprende tampoco que entre recortes salariales y penalizaciones, mientras se pide gestión y políticas sanitarias inteligentes, se recuerde la actitud hipócrita de la Administración (o de las distintas administraciones).
“Necesita cualquiera papel, informe, justificante… vaya al médico de cabecera”.
Ya va siendo hora de enderezar el rumbo y exigir el cambio: médico de familia para todo lo que en esencia le corresponde. Ni más ni menos. Todo tiene su fin...

4 comentarios:

  1. Greetings from Finland. This blog is a fun, through access to other countries, people, culture and nature. Come see Teuvo pictures on my blog. Tell your friends why he must visit Teuvo pictures on my blog. Therefore, to obtain your country's flag rise higher Teuvo blog pictures of the flag collection. Have a wonderful weekend Teuvo Vehkalahti Finland

    ResponderEliminar
  2. Beautiful pictures, Teuvo. I am an admirer of Finland through the music of Jean Sibelius, and your photos bring me the atmosphere of a melodic North.
    Best Regards.

    ResponderEliminar
  3. Tenemos las claves: reducir el nº de usuarios y aumentar la calidad del acto médico.
    Una pregunta ¿a quién le interesa?
    A más tiempo dedicado mayor reflexión y complejidad en la toma de decisiones.
    Hay mucho cadaver en los armarios.
    Sugiero: aumentar el conocimiento y la capacidad por "presión" de usuarios con potencial deliberador (profesionales docentes que están desaparecidos de la medicina pública).

    ResponderEliminar
  4. Creo entender, direcrevolution, que planteas una mejora desde dos premisas, la disminución de la población asignada y la competencia profesional. Para mí el problema son las agendas (las pueden "forzar" a discreción), más que el número de usuarios, y la organización sanitaria en general, al impedir que el médico haga medicina. Que uno asuma la complejidad del acto médico y se comprometa con la calidad asistencial, ya es cuestión personal.
    Un saludo y gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar