sábado, 22 de noviembre de 2014

Consulta médica telefónica plus


He aquí una reflexión dramatizada sobre la consulta médica telefónica, hace poco implantada en la Atención Primaria del sistema público de salud. Sí, sólo en el primer nivel asistencial, que no en la Atención Especializada u hospitalaria.

Se anunció a bombo y platillo, sin explicar sus limitaciones…



–La próxima semana comienza la consulta telefónica comunicó el galeno.
–Podría explicármelo, doctor Telesforo, que no sé bien de qué va la cosa le preguntó una usuaria del servicio de salud.
–Verá, señora Felicia, el paciente solicita cita telefónica y el médico de cabecera tiene que llamarlo a la hora prevista.
–Y qué hay de malo en eso?
–En principio nada. Al contrario, se pueden evitar desplazamientos innecesarios, lo que beneficia sobre todo a los habitantes del medio rural. Pero…
–¿Pero qué?
–Iré por partes. Primero, en la agenda del médico, o sea, en la lista de pacientes, figuran estas consultas... digamos que a distancia, de manera aleatoria (una aquí y otra allá), no agrupadas.
–¿Y?
–Pues verá, señora Felicia. Trabajando sin auxiliar, no se necesita un gran esfuerzo para que me imagine a mí, o a otro galeno, haciendo la llamada correspondiente mientras otros pacientes, con citas presenciales, aguardan en la sala de espera.
–Pues que esperen, doctor Telesforo. Que tengan paciencia, que yo también la tengo cuando me toca esperar.
–Ya, ya. Pero la gente puede pensar que su médico está ocioso, o que se ha quedado dormido, porque tarda en llamarlos. ¡Vaya usted a saber lo que pensarán algunos!
–La gente no es tan mal pensada. Bueno, yo no creo que lo sea.
–Hay de todo, señora Felicia…
–Entonces, ¿piensa usted que la consulta telefónica no es buena?
–No, no quiero decir eso.  Me explicaré con claridad. La consulta telefónica sólo es adecuada para dos cuestiones: renovar recetas electrónicas de enfermos crónicos y resolver una duda concreta.
–¿Para nada más, doctor Telesforo?
–Pues no. Por teléfono es imposible hacer una exploración; ni siquiera inspeccionar la cara del paciente. Decidir sin verlo tiene demasiado riesgo. La consulta telefónica no puede suplantar a la ordinaria, con médico y paciente frente a frente. 
–Tiene usted razón, no había caído. Para otras cosas tendrían que tener los médicos facultades adivinatorias. Cuando pida una consulta telefónica será para recetas o para que me aclare alguna duda. ¿A cualquier hora, no?
–Sí, puede pedir para cualquier momento; dentro del horario, claro. Pero en mi opinión los usuarios de este tipo de consulta deberían estar agrupados en una franja horaria determinada, para evitar suspicacias e interferencias.
–Usted conoce mejor su trabajo y ahí no me meto.
–Si yo le contara las anécdotas con estas consultas donde ya han empezado. Si yo le contara, señora Felicia.
–Cuénteme, cuénteme, doctor Telesforo –dijo la paciente con humana curiosidad.

Y el galeno le fue refiriendo a la paciente anécdotas e informándole de llamadas improcedentes y peregrinas que superaban lo anecdótico. Algunos no cogían el teléfono, aun reiterando la llamada. Otros abrían la puerta de la consulta porque se habían equivocado al pedir cita y estaban presentes en la sala de espera. A veces entraba el contestador automático, invitando a dejar un mensaje o informando de que tal número telefónico no existía. En ocasiones salía un familiar y decía no saber nada del paciente en cuestión. Otras preguntaban por decisiones o por "errores" de especialistas (con los que no había posibilidad de consulta telefónica). También solicitaban información sobre trámites administrativos, como renovar la tarjeta sanitaria. Incluso habían preguntado por el horario de autobuses en la zona del centro de salud. En fin, mil y un asuntos generados por la teleconsulta para esclerosar las arterias más flexibles.


Comunicando
Arturo Millán

2 comentarios:

  1. Importante que en cualquier clínica se tenga una agenda medica para que asi no haya ningún contratiempo en el momento de otorgar citas al paciente por lo cual comparto el siguiente link el cual direccionara a un software de Para que sirve el agendamiento de médicos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestro servicio de salud la agenda se ve a menudo alterada, ya por citas forzadas o por movilización urgente (en este caso suelen asignarse pacientes a otros profesionales, solapándose unas citas con otras). Un problema.

      Eliminar