domingo, 21 de febrero de 2016

Ampliar la atención a la salud bucodental


Es verdad que optamos por la risa en casi todas las situaciones, con excepción de una que otra visita al dentista. Joseph Heller

¿Por qué la Seguridad Social no hace limpiezas de boca o empastes sencillos? ¿No es prevención igual que hacer ecografías en el embarazo o tomar la tensión? ¿Se entendería una atención sanitaria en la que los cardiólogos solo viesen infartos? Este es el debate sobre una salud bucodental pública que los dentistas gallegos quieren abrir a raíz de los casos Funnydent y Vitaldent, que son diferentes pero ambos han llevado a los titulares las contradicciones del sistema sanitario.
Este preámbulo de un articulo de La Voz de Galicia pone el dedo en la llaga de una gran carencia en el sistema de salud hispano. Ya hemos hablado aquí de la necesidad de prestar una mejor atención a la salud bucodental, haciéndola extensiva a toda la población, yendo más allá de las actuales restricciones. No parece lógico que se contemple una prestación odontológica "mutiladora" y que se niegue otra reparadora. No, no tiene sentido. Por eso, como se pide en el artículo, es necesario reabrir el debate sobre la salud bucodental. En consecuencia, habrá que valorar costes y beneficios, revisar la cartera de servicios, analizar lo que es conveniente financiar (acaso en parte), por ser una necesidad y no un capricho.

Debate sobre la atención a la salud bucodental en el senado de México

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada