miércoles, 21 de septiembre de 2016

Desde un observatorio sanitario


Desde mi particular observatorio sanitario, desde mi puesto de atención primaria del sistema público de salud, desde mi personal óptica de médico general o de familia, advierto situaciones o realidades que, como otras ya referidas, no puedo entender o no soy capaz de asimilar. Entre ellas las siguientes: 

Desinformación de los usuarios respecto a la adecuada utilización de lo servicios sanitarios y a la disponibilidad de prestaciones socio-sanitarias.

Número creciente de solicitudes de reconocimiento de minusvalía/ discapacidad desde el comienzo de la crisis económica en 2008, y por problemas mínimos.

Solicitudes de bajas laborales por cuestiones insólitas o más que dudosas y con los modos típicos de la ordinariez hispana: "Vengo a que me de la baja".

Trabajadores accidentados durante su actividad laboral no derivados a mutua de accidentes (¿de SS?), que paradójicamente controla IT por enfermedades comunes.

Incremento de conflictos laborales que acaban causando incapacidades transitorias y, no en pocas ocasiones, incapacidades permanentes. 

Aumento progresivo de trastornos de ansiedad y del estado de ánimo, circunstancia no contemplada por gestores sanitarios (¡no objetivos de salud mental!). 

Extensión del uso de opiáceos para tratar el dolor artrósico, práctica inadecuada o inconveniente sobre todo en ancianos frágiles y polimedicados.

Consulta médica telefónica convertida en dispensario de fármacos a demanda, lo cual supone una bomba contra la seguridad del paciente.

Utilización abusiva del personal sanitario de centros de salud por el 061 (Servicio de Urgencias y Emergencias Sanitarias) cuando no dispone de personal propio.

Un exceso de medicina, que conlleva sobrediagnóstico y sobretratamiento, que es preciso controlar, en aras de la salud física y mental de los ciudadanos.

Y es que el observatorio sanitario da mucha información socio-laboral-sanitaria...


Rosalina's Comet Observatory

2 comentarios:

  1. Gran entrada, totalmente de acuerdo con lo que escribes, ¡eso mismo veo yo desde mi propio observatorio!
    Queda tanto por hacer...
    Muchas gracias por mencionarme ;) Un honor.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que mi visión es compartida, de modo que no debe estar tan deformada como uno a veces piensa. Así quiero creerlo. Es agradable no verse solo en la tarea de proclamar en alto lo que no gusta, todo aquello que debe ser corregido o mejorado.
      Gracias por la respuesta, amiga Calinela, y felicitaciones por tu espacio médico-humanístico, verdaderamente singular, que desde ahora sigo.

      Eliminar