jueves, 16 de septiembre de 2010

Sobre la Sociología Médica


La Sociología Médica –o Sociología de la Salud– es la ciencia que estudia la implicación de los grupos sociales en el comportamiento de los individuos respecto a la salud y la enfermedad. Entendiendo el significado de la Sociología (rama del conocimiento que hace de las relaciones humanas su objeto), una de las ciencias sociales, llevada al campo de la salud no cuesta desentrañar su fundamento y deducir su aplicación.

La Sociología Médica aplica el conocimiento sociológico al ámbito de la salud. Los profesionales también necesitan aprendizaje en este apartado (aprender para enseñar, que dicen que es aprender dos veces) y gran capacidad de comprensión de los fenómenos de salud en función de los cambios sociales. Debe tenerse presente una dualidad social: la confianza ciega en los tratamientos médicos y el desencanto con la práctica médica.

El centro de salud y el hospital funcionan igual que otras agencias educativas de la sociedad; como la familia, la escuela, el grupo de compañeros, el trabajo, los medios de comunicación de masas o las iglesias. Y no debemos olvidar que las diferentes administraciones sanitarias influyen grandemente, por su autoridad, sobre los grupos sociales; sus mensajes condicionan el comportamiento de los individuos a quienes se dirigen.

Muchos problemas sociales desembocan en cuestiones médicas; una realidad que no se puede eludir, habiéndose asumido la atención sanitaria integral, el modelo biopsicosocial. Cada vez más, la intervención médica se extiende a lo social, al tiempo que la intervención social –asistencia social– se prolonga hacia lo médico.

La Sociología Médica se desenvuelve en una sociedad cambiante, dentro de un mundo cada vez más globalizado, donde en general el médico ha perdido prestigio y se recela de los organismos sanitarios oficiales. La misma Organización de la Salud ha perdido credibilidad en los últimos tiempos con sus mensajes apocalípticos generadores de miedo social.

A pesar de todo, la Sociología Médica debe formar parte del bagaje médico, teniendo en cuenta el alto valor de las Humanidades Médicas en la formación médica, en la aplicación de los conocimientos científicos y en la comprensión de las respuestas sociales, asumiendo humildemente las limitaciones del quehacer médico en una sociedad compleja.

5 comentarios:

  1. "Debe tenerse presente una dualidad social: la confianza ciega en los tratamientos médicos y el desencanto con la práctica médica."
    Este párrafo que subrayo, amigo José Manuel, da para todo un tratado y explica buena parte de la relación de los usuarios con el sistema de salud. Confianza y desencanto que, no puede ser de otra manera, hablan bastante -entre otros partícipes- sobre nosotros mismos.
    Un cordial saludo y gracias por el recuerdo sociológico.

    ResponderEliminar
  2. ¡Certera apreciación, querido Lizardo! Una consecuencia de la inconsistencia en la comunicación, que se podrá justificar por diversos condicionantes pero sin razón suficiente para eximirnos.
    Un fuerte abrazo desde la Gallaecia, en el ocaso del verano boreal.

    ResponderEliminar
  3. hola gracias por el articulo per0 tengo una pregunta, que diferencias existen entre sociologia y sociologia medica?
    espero que me puedan ayudar un poco respecto a ese tema
    gracias

    ResponderEliminar
  4. Estimado Anónimo, la Sociología Médica no es más que la Sociología aplicada al campo de la Medicina. Si usted tiene claro el concepto general, que se ha tratado de desentrañar en la anterior entrada, el particular no tiene mayor dificultad de comprensión.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. muy buen articulo, me ha ayudado con una tarea y mas alla, me aclaro la forma enb que se aplica la sociologia medica

    ResponderEliminar