martes, 28 de octubre de 2014

Debe dejar de tomar los tranquilizantes



–Debe dejar de tomar los tranquilizantes, señora Ansiosa.
–Pero si me los recetó usted hace diez años, doctor Medicalino.
–Porque usted me los pidió.
–Pues no me los hubiese dado.
–Si no se los diera me montaría una bronca, o se cambiaría de médico.
–Es posible, pero ¿por qué no me dijo nada todos estos años?
–¿No le dije en su momento que era para un mes, o mes y medio como mucho?
–No. Me dijo sin más: "Tómese el Tranquilín de mañana y el Duermidín de noche".
–Bueno, ya sabe..., muchos pacientes, las prisas, la cabeza loca…
–Le veo ansioso, doctor Medicalino, y la intranquila soy yo.
–En fin, señora Ansiosa…, siga con lo mismo…
–Pero, doctor ¿no va a liberarme de mi dependencia al Tranquilín y al Duermidín?
–¡Ay!... A lo mejor me los voy a tener que tomar yo también.
–Le voy a contar un secreto: he leído sobre los riesgos de los psicofármacos…
–¿Y?
–Y ya hace una semana que no los tomo.
–¡Señor!... ¿Cómo no me lo dijo al principio, señora Ansiosa?
–Porque no me dio tiempo a explicarme, doctor Medicalino.
(El galeno sufre una crisis de ansiedad y la paciente intenta tranquilizarlo en vano)
***
Entradas relacionadas:
Psicofármacos e insatisfacción social
Vivir más despacio

Te pone la cabeza mala
Los Van Van

6 comentarios:

  1. Conversación muy real aunque parezca surrealista...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabemos de escenas reales como ésta, María José, y aun siendo protagonistas nos cuesta creerlas.
      Un tranquilo saludo.

      Eliminar
  2. Con mucho gracejo haces dialogar a médico y paciente, amigo José Manuel, y el tema es sin duda más manejable para el paciente que para el médico, lo que es muchas veces la pura verdad. Las benzodiazepinas no son drogas primarias de abuso y con una pauta adecuada pueden manejarse con regular solvencia su administración y retiro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este diálogo médico-paciente surgió en un plis-plas después de haber leído en otro blog una entrada relacionada:
      http://medicosypacientes.wordpress.com/2014/10/26/para-mis-pacientes-tenemos-que-pensar-en-dejar-de-tomar-tranquilizantes/
      Y, ciertamente, querido Lizardo, siendo las benzodiazepinas tan útiles cuando se manejan adecuadamente, su abuso no deja de ser un creciente problema.
      Un adecuado abrazo.

      Eliminar
  3. jajajajja
    Totalmente real y actual, José Manuel!
    Felizmente me jubilé hace 2 años, y no debo plantearme la disyuntiva, más!
    Cordial abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte la tuya en ese sentido, Silvia, la de no tener que devanarte los sesos en enmarañadas entrevistas clínicas que implican gran desgaste emocional.
      Un jubiloso abrazo.

      Eliminar