viernes, 8 de mayo de 2009

Inmigración y salud


Según el sumario “Asistencia a inmigrantes: entre el mito y la realidad”, hay pocos informes en España que aborden la repercusión de la inmigración en el gasto sanitario. En el mismo se señala que los gastos derivados de la población inmigrante son semejantes a los de la autóctona; dependen de la situación sanitaria de cada persona, y los inmigrantes que llegan a España son jóvenes, están sanos y su estado de salud de base es aceptable.

El estudio “Enfermedades importadas en inmigrantes africanos: estudio de 1.321 pacientes”, de la Universidad de la Medicina de la Inmigración y Tropical del Hospital de Mataró (Barcelona), en los inmigrantes que hace menos de tres años que viven en España se detecta un mayor número de enfermedades importadas de sus países de origen, lo que supone un riesgo de transmisión, aunque poco probable, a la población. Surge entonces el tópico que asocia inmigración y riesgo sanitario.

Esta afirmación es rebatida por expertos epidemiólogos, quienes aseguran que la irrupción de enfermedades importadas en España no se puede atribuir al crecimiento de la población inmigrante, sino más bien a los viajes turísticos que los españoles hacen al extranjero. Asimismo en el estudio “La atención al inmigrante: del aluvión a la solución razonable”, de la Sociedad española de medicina familiar y comunitaria (Semfyc), se concluye que el estado de salud de los inmigrantes no supone una amenaza por la posible introducción de enfermedades importadas.

Las enfermedades infecciosas importadas representan un pequeño porcentaje de los problemas de salud que aquejan a la población inmigrante y en nuestro país no se dan las condiciones para que se transmitan estas patologías. La mayor parte de los problemas de salud que aquejan a los inmigrantes suelen adquirirse en nuestro medio y muchas veces como consecuencia de las precarias condiciones en las que viven o trabajan. Son frecuentes los trastornos psiquiátricos, como ansiedad, depresión o afecciones psicosomáticas, como reacción al estrés derivado de una nueva situación, del desarraigo, de la inadaptación a otra cultura y a otro idioma. Los accidentes laborales suelen ser también motivos de asistencia en inmigrantes.

El documento de la Semfyc recomienda la “carpeta del inmigrante” que en Andalucía se entrega a los extranjeros que acuden a los centros de salud; recoge abundante información en cinco idiomas (español, francés, inglés, árabe y ruso) sobre el funcionamiento del Sistema Nacional de Salud (SNS) e informa acerca de dónde hay que acudir para solucionar otros problemas de índole no sanitaria. Particularmente, me parece modélica la página del británico National Health Service (NHS), en lo referente a la información general sobre los servicios sanitarios, Acerca de los servicios del NHS, y en concreto sobre los Visitantes al Reino Unido.

Por otra parte, en el sumario referido al comienzo se hace referencia a los viajes sanitarios y a un la nueva figura del “inmigrante-turista”. Al parecer, algunas agencias de viajes traen turistas europeos para determinadas intervenciones quirúrgicas, que en su sistema de salud tendrían que pagar, al menos en parte, y en el español no les cuestan un céntimo. Un “tragadero” que, de ser así, repercutiría indudablemente en nuestro gasto sanitario, sin contraprestaciones. La información que no encuentro en la página del Ministerio de Sanidad la hallo en el enlace ya indicado del previsible NHS, lo que me inclina a posicionarme con sus métodos. ¿Estaré errado con esta impresión favorable?

2 comentarios:

  1. Hola buen día ¿tienen un registro de las principales enfermedades que han sido transmitidas por los inmigrantes y de que áreas endémicas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fery, puedes entrar en el apartado "Migración y Salud" del Ministerio de Sanidad:

      http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/promocion/migracion/migracion.htm

      Y accediendo a "Red cooperativa para el estudio de las enfermedades infecciosas importadas por viajeros e inmigrantes", comprobarás que dice:

      "Actualmente no se dispone en España de un registro sobre infecciones importadas y la información existente es el resultado de la publicación fragmentaria de la experiencia de los distintos grupos que trabajan en este campo. (...)"

      Como ves, el estudio está en desarrollo.
      Un saludo.

      Eliminar