lunes, 30 de agosto de 2010

Ernest Ansermet, fundador de la Orquesta de la Suisse Romande

El suizo Ernest Ansermet (1883-1969), uno de los directores de orquesta citados en mis “sueños de director”, fundó su propio conjunto sinfónico en 1918, la Orchestre de la Suisse Romande (OSR), y alcanzó gran celebridad por su precisión interpretativa, casi matemática. Cabe decir que compatibilizó su carrera de música con la licenciatura en matemáticas y que dio clase de esta disciplina en la Universidad de Lausana. Durante la II Guerra Mundial, la OSR se nutrió de músicos que huían de Alemania y Austria, lo que sin duda contribuyó a que mejorase su nivel y llegase a ser reconocida como una de las mejores orquestas del mundo en las décadas de 1950 y 1960.


Ansermet recorrió gran parte de Europa y América con la OSR, interpretando especialmente obras del período romántico y otras modernas que decidieron el lenguaje musical del siglo XX. Sin embargo desaprobó el idioma revolucionario de Schoenberg y expresó su pensamiento al respecto en el libro Les fondements de la musique dans la conscience humaine. Se erigió en protagonista de estrenos de composiciones Stravinsky, Falla y Honneger. Por otra parte, fue uno de los primeros músicos del ámbito clásico en valorar el jazz; escribió un artículo de encomio a Sidney Bechet.

He escuchado muchas grabaciones de Ansermet con la OSR y no recuerdo una sola que no reconociese como buena o muy buena, ya de los compositores citados o de otros, como Debussy, Ravel o incluso Tchaikovski (acabo de disfrutar una reedición de la Sinfonía Patética que parangono a la famosísima de Evgeny Mravinsky al frente de la Filarmónica de Leningrado).

Como muestra sonora del buen hacer de Ernest Ansermet dirigiendo la OSR -y no habiendo hallado un buen video que recoja los movimientos del director en el podio-, traigo “Sirenas” el tercer y último movimiento de los Nocturnos de Claude Debussy.

“Sirènes”, de Nocturnes, de Debussy - Ernest Ansermet (1957)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada