lunes, 25 de enero de 2010

Compendio de paremias para vivir

En mi afán recopilador de paremias (proverbios, refranes, aforismos, adagios, apotegmas, citas, máximas, sentencias…), resumidas en el concepto de aforismos, me divierto con su agrupación según la temática y su reducción selectiva, en busca de lo más selecto y definitivo. Así que, en la vana pretensión de una guía vital, he llegado a la elección –supongo que temporal– de diez faros orientadores del camino existencial. Que no se escapen como una mariposa...


  • El hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo. (Séneca)
  • El sabio no dice siempre lo que piensa, pero piensa siempre lo que dice. (Aristóteles)
  • Lo que en realidad vale de esta vida es lo que no cuesta ni un céntimo. (Anónimo)
  • El entusiasmo es el signo más distintivo de los hombres felices. (B. Russell)
  • No es más rico quien más tiene sino quien menos necesita. (Anónimo)
  • La virtud está en el punto medio entre dos extremos. (Aristóteles)
  • Lo importante no es vivir en un lugar, sino que ese lugar viva en ti. (J. Cortázar)
  • Si quieres pasar ratos felices, no analices. (Anónimo)
  • Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. (Confucio)
  • Es maravilloso el poder del que nunca desespera. (D. Payot)

6 comentarios:

  1. Selecta muestra es, José Manuel. Anduve en alguna época prendado de una frase de Boecio -que no beocio-, muy decidora de cierta actitud mía defensiva y recelosa ante la vida: "Nada esperes, nada temas, y dejarás desairado e impotente a tu más airado enemigo".
    Otra, en cambio, me resultó luego más plena y vocacional: 'Homo sum, nihil humanun a me alienum puto' -disculpa el latinajo-.
    Comparto ese interés tuyo por la sabiduría popular y los breves asertos:

    http://desdeelmanicomio.blogspot.com/2009/01/refranes-con-efecto-antidepresivo.html

    Un afectuoso abrazo, amigo mío.

    ResponderEliminar
  2. Esos dos sabios aforismos que refieres, amigo Lizardo, me llevan por correlación a otros tantos. El primero a Salustio: “El peligro es tanto más grande cuanto mayor es el temor”. El segundo a Cervantes: “No es profesión la mía, sino de mostrarme agradecido y bienhechor con todo género de gente” (Don Quijote, Segunda parte, Cap. LVIII). Y creo oportuno añadir un tercero, también de Cervantes y de su mismo gran libro: “Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija” (Segunda parte, Cap. XXXII).
    ¡Que las ramas bienhechoras nos sigan cobijando!

    ResponderEliminar
  3. Ahí va otro."El hombre se cree siempre ser más de lo que es,y se estima en menos de lo que vale" Goethe. Me gustaron mucho tus poemas propios.No sabía que escribieras tan bién.
    Pilar Tomé

    ResponderEliminar
  4. Hola Maripi. Espero que no nos creamos mejores cantores de lo que somos y que tampoco nos subestimemos. ¡Bienvenida al club médico-melódico!

    ResponderEliminar
  5. "Las decepciones en el amor son como el dinero falso, como no podemos devolverlas al que nos las dá, las lanzamos nuevamente en circulación". Pitigrilli.

    De muchas cosas se le puede acusar al maestro Pitigrilli, pero esta es una de sus frases más universales.

    ResponderEliminar
  6. Otra interesante, Tony, del mismo autor: "Si das con una buena mujer serás feliz; y si no te volverás filósofo, lo que siempre es útil para el hombre."

    ResponderEliminar