domingo, 25 de enero de 2009

Aforismos médicos


Me parece apasionante lo que otros detestan: las paremias. Es decir, proverbios y refranes, enunciados breves sentenciosos e ingeniosos. En Hispania, los proverbios latinos cultos fueron suplantados por los refranes castellanos, de los que hay para dar y tomar. Son dichos populares, agudos y con fines educativos, que forman parte de un patrimonio cultural anónimo del que Cervantes supo sacar partido en su gran obra. En las paremias también se incluyen aforismos, adagios, apotegmas, citas, máximas y sentencias, por lo general de autoría conocida; no dejan de ser proverbios con matices. El estudio de las paremias le corresponde a la paremiología.

El término aforismo fue utilizado por primera vez por Hipócrates como una serie de proposiciones relativas a los síntomas y al diagnóstico de las enfermedades. Después se extendió a otros ámbitos. Por eso es válido emplear este término para referirnos a todas las paremias (proverbios y refranes especialmente) relativas a la medicina; y si queremos, específicamente como aforismos médicos, aunque sea redundancia. A los aforismos de mi cosecha –perdonad el atrevimiento– los denomino "tics del pensamiento fugitivo". De momento me los reservo y prefiero dejaros ahora el pensamiento ajeno en una docena de sentencias, algunas irreverentes pero todas significativas:

  • Primum non nocere: lo primero es no hacer daño. (Hipócrates)
  • La salud es la justa medida entre el calor y el frío. (Aristóteles)
  • La posesión de la salud es como la de la hacienda, que se goza gastándola y si no se gasta no se goza. (Quevedo)
  • El médico que más vale es el que cura con menos rigor. (Lope de Vega)
  • Muchas veces empeoran los males con los remedios. (B. Gracián)
  • La medicina sólo puede curar las enfermedades durables. (Prov. chino)
  • Los mejores médicos del mundo son los doctores Dieta, Reposo y Alegría. (J. Swift)
  • El miedo, en todas sus formas imaginables, es un factor fundamental que mina la salud del hombre moderno. (K. Lorenz)
  • Más vida puede escapar del hombre a través de sus pensamientos que por una herida abierta. (T. Hardy)
  • Si no podemos dar días a la vida, demos vida a los días. (C. Bernard)
  • La medicina es la más humana de las ciencias y la más científica de las humanidades. (E. Pellegrino)
  • El médico que sabe sólo de medicina, ni medicina sabe. (J. Letamendi)
    ***
    De los aforismos de Hipócrates, un total de 415, el primero es reseñado frecuentemente en latín con su comienzo (Ars longa, vita brevis), que en su integridad dice: “Corta es la vida, el camino largo, la ocasión fugaz, falaces las experiencias, el juicio difícil. No basta, además, que el médico se muestre tal en tiempo oportuno, sino que es menester que el enfermo y cuantos lo rodean coadyuven a su obra”. Una reproducción de una edición clásica de los aforismos hipocráticos puede verse AQUÍ.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario