viernes, 8 de octubre de 2010

Pestañas orientadoras en blog


Con el fin de facilitar la lectura de Medicina y Melodía he dispuesto“pestañas”. A través de ellas se puede tener una visión general de los contenidos del blog, ya que facilitan la localización de la información; desde cada rótulo se presenta un preámbulo y se direcciona a los contenidos que me parecen clave. He pretendido compendiar los temas que ya aparecen bajo las respectivas etiquetas y que, como se recoge en la “descripción” corresponden al menos a uno de estos tres apartados o capítulos genéricos: 1)médicos (humanísticos), 2)melódicos (musicales) o 3)intermedios (misceláneos). Aunque es imposible acertar plenamente, espero que estas pestañas sirvan de ayuda a los lectores, a quienes –supuesta su benevolencia– agradezco su interés por este espacio médico-melódico.

4 comentarios:

  1. Sea esto un acicate para de una vez ponerme a ordenar el mío, que tan desperdigado lo tengo. Un cálido saludo, amigo José Manuel.

    ResponderEliminar
  2. Buen tiempo me ha robado el proceso de ordenamiento, , pero al final lo doy por bueno. Reconozco que me gusta el orden, y quizás me haya aplicado el proverbio: “La escalera ha de barrerse empezando por arriba”. Aunque un dicho de Paul Claudel me da que pensar: “El orden es el placer de la razón pero el desorden es la delicia de la imaginación”.
    Un abrazo, querido Lizardo, y que mi pestañeante locura sirva para organizar moderadamente tu extraordinaria bitácora.

    ResponderEliminar
  3. Agradezco mucho tu meritorio esfuerzo, amigo José Manuel, porque facilitas la tarea a quienes -como yo- acudimos continuamente a tu magnífica bitácora en busca de referencias (aunque antes, el "buscador interno" ya permitía y sigue permitiendo acceder sin dificultad a los contenidos). Ciertamente, esta ordenada "visión general" aclara las ideas...

    Pero si Paul Claudel viera mi despacho se asustaría ante esta "delicia de la imaginación". Mi santa esposa me amenaza -cuando se desespera- con denunciarme ante las autoridades por las molestias que le produce mi síndrome de Diógenes.

    Un abrazo. Gracias por tu trabajo y ¡enhorabuena!

    ResponderEliminar
  4. Amigo Francisco, aunque procuro la armonía organizativa, mi territorio particular tiende a menudo a un desordenado orden que otros verán como una leonera. Lo mío es cíclico y en las enmiendas soy casi obsesivo. En fin, cada loco con su tema.
    Un abrazo y gracias por tu estimulante comentario.

    ResponderEliminar