martes, 2 de noviembre de 2010

Misa de Réquiem

Réquiem es palabra latina que significa “descanso” y la Misa de Réquiem, también llamada Missa pro defunctis o Missa defunctorum, es la ofrenda por el eterno descanso de los difuntos, un ruego por sus almas. Como servicio litúrgico puede ser seguido por los católicos, pero también por los cristianos anglicanos y ortodoxos. Y como composición musical puede ser interpretada en una sala de conciertos o servir de realce al servicio litúrgico. Seamos o no creyentes, es difícil substraerse a la emocionante belleza de algunas misas de réquiem compuestas por inspirados compositores.


La Misa de Réquiem suele tener las siguientes secciones: 1) Introitus, 2) Kyrie Eleison, 3) Secuentia (Dies Irae), 4) Offertorium, 5) Sanctus, 6) Benedictus, 7) Agnus Dei, 8) Communio. Pero hay variantes, en forma de división de alguna de estas secciones –por su extensión suele suceder con la Secuentia– o de movimientos añadidos: el motete Pie Jesu, el Libera me o el In paradisum, los dos últimos cerrando algunas obras.

Hay grandes logros musicales de Réquiem, como el de Berlioz (“Grande Messe Des Morts”), el de Brahms ("Ein Deutsches Requiem"), el de Fauré o el de Verdi (“Messa da Requiem”). Pero el que ha hecho correr más tinta es el Réquiem de Mozart, pues el compositor falleció en extrañas circunstancias antes de acabarlo y pareciera haberlo escrito para sí mismo. Fue completado por otros músicos y de las diferentes versiones la más reconocida es la de Süssmayr, si bien algunos críticos no encuentran en el resultado final la pureza mozartiana. De sus ocho secciones, la Secuentia tiene tiene seis partes (Dies irae, Tuba mirum, Rex tremendæ, Recordare, Confutatis, Lacrimosa) y el Offertorium dos (Domine Jesu, Hostias).

A pesar de todo, valga esta bella Misa de Réquiem y, de íntimo epílogo, el conmovedor “Pie Jesu” del original Réquiem de Fauré, como celebración del Día de difuntos.

Requiem de Mozart
Selección

Requiem de Fauré
Pie Jesu

3 comentarios:

  1. ¡Música sublime!
    El Réquiem de Mozart me parece, José Manuel, algo sobrenatural, más allá de lo posible para un ser humano... La "Lacrimosa" me conmueve siempre, cada vez que la escucho (y lo hago una y otra vez) como si fuese la primera.
    Te agradezco sinceramente este rato, en que he rozado el cielo.
    Que disfrutes una feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo creo, amigo Francisco, la Lacrimosa es especialmente emocionante. En youtube hay una excelente interpretación:

    Coro de la Ópera de Viena y Orquesta Filarmónica de Viena dirigidos por Karl Böhm.
    http://www.youtube.com/watch?v=G-kJVmEWWV8

    Feliz semana, amigo mío.

    ResponderEliminar
  3. Excelente interpretación, en verdad, José Manuel. La he añadido a "mis favoritos" en YouTube. Gracias.

    ResponderEliminar