miércoles, 10 de febrero de 2010

Metabolismo, cine, música y gastronomía


En la “III Reunión Internacional sobre Alimentación y Nutrición en el siglo XXI”, celebrada en noviembre de 2004 en Baiona, Pontevedra, una de las ponencias versaba sobre el síndrome metabólico. El ponente se refirió entonces a los cuatro elementos integrantes como “el cuarteto de la muerte”, y enseguida pensé en el clásico film de humor negro interpretado, entre otros, por Alec Guinness y Peter Sellers. Pero después caí en la cuenta de que su título era "El quinteto de la muerte" (The Ladykillers) y que tenía como leitmotiv la música del célebre "minueto" de Boccherini, de su quinteto para cuerda op.13 nº 5.


El síndrome metabólico no estaba todavía bien definido y en verdad hoy constituye un quinteto (resistencia a la insulina, obesidad central, dislipemia, hipertensión arterial e hiperglucemia), en concordancia con esa buena película. Venía a cuento porque se hablaba de la prevención de las alteraciones metabólicas mediante una alimentación adecuada.

Bromas aparte, o quizás siguiendo con el buen humor, aunque blanco, se me ocurrió pensar en otro gran cuarteto que puede aumentarse a quinteto. Cuarteto o quinteto de vida, o de placer, acorde con los comentarios gastronómicos que sirvieron de colofón a la cena “con fundamento” de la referida Reunión. Durante la misma se hicieron diversos elogios de los productos gallegos: mariscos, pescados, carnes, quesos, vinos. Pues bien, me quedo con los primeros para referirme a los cuatro grandes emperadores y emperatrices de los crustáceos; a saber: centolla, nécora, percebe y bogavante o lubrigante (junto a la langosta, por similitud). Añadámosle un molusco: la ostra, que para muchos es ineludible (confieso que no es santo de mi devoción; creo que el camarón podría destronarla) y tenemos el quinteto perfecto. Sin despreciar a otros crustáceos aspirantes a los primeros puestos (cigala, santiaguiño, langostino, gamba), ni a los moluscos con pluma o concha interna (pulpo, choco) y, como la ostra, con dos conchas o bivalvos (vieira, almeja, zamburiña); ni siquiera a los más “humildes”: mejillones, navajas, longueirones... y berberechos, modestísimos pero sabrosísimos, conocidos por estos lares como croques, que nada tienen que ver con el famoso “santo” de la catedral compostelana. ¡Ay!, los placeres de la buena mesa. No tienen por qué estar reñidos necesariamente con los hábitos saludables.


En definitiva, cuarteto/quinteto de la muerte o del dolor; cuarteto/quinteto de la vida o del placer. Quedémonos con el segundo y ¡que os aproveche la mariscada!

7 comentarios:

  1. Amigo José Manuel:
    Esta noche me has dejado salivando como un perro de Pavlov. ¡Qué rico! Mi tierra también es de buen marisco, pero reconozco que el de la tuya es bueno, muy bueno...
    Y, con Boccherini de fondo ¿qué más se puede pedir?
    Como "pago" te dejo una de mis composiciones preferidas del mismo:

    http://www.goear.com/listen/f0d3a34/musica-notturna-della-strada-de-madrid-boccherini

    ResponderEliminar
  2. Deliciosa la Musica notturna della strade di Madrid (Quinteto para cuerda en do mayor, op. 30 nº 6), tanto como el marisco. Gracias Francisco.

    ResponderEliminar
  3. Nada se diga de los aún más modestísimos frutos marinos como los ancocos (Pattalus mollis), una especie de pepino de mar, de mal aspecto visual pero de inolvidable gusto.
    http://entremeses.perucultural.org.pe/c_ancoco.htm
    Salud, José Miguel. Me alegro que sea también devoto de la buena mesa. Albricias, cófrade.

    ResponderEliminar
  4. No dudo, querido Lizardo, de las bondades de los ancocos, y desde luego me gustaría degustarlos. Pero... ¿no tendrán efectos secundarios? (Me has cambiado el nombre)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Uy, mil disculpas, y eso ha sido con sólo imaginarme el cebiche de ancocos, José. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Insuperable analogía musical y gastronómica, capaz de despertar todas mis capacidades sibaritas. Felicitaciones caro amigo.

    ResponderEliminar
  7. Hola qué tal? estuve viendo algunas cosas en tu blog. Trabajo con posicionamiendo web y tengo una propuesta de publicidad : 50 euros cada mes por incertar pequeños links de nuestros anunciantes. Son 50 euros mensuales para cada blog que se registre con nosotros.Es compatible con publicidad de google-
    Saludos -comunicate-

    ResponderEliminar