miércoles, 3 de agosto de 2011

Aforismos musicales

En favor del arte sonoro, un antiguo dicho popular reza que “la música amansa las fieras” y otro que “quien canta, sus males espanta”. Y el mismísimo Miguel de Cervantes dejó escrito que “donde hay música no puede haber cosa mala”, reconociendo además su poder de reanimar el espíritu y espantar los males, adelantándose así a los apóstoles de la musicoterapia. Podría traer innumerables frases en torno a lo melódico, pero creo que es suficiente para hablar de sus bondades con una decena de escogidos aforismos musicales.


  • La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo. (Platón)
  • La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu. (M. de Cervantes) 
  • La música es el verdadero lenguaje universal. (C.M. von Weber)
  • La música no es para entender sino para sentir; no tiene significado, va más allá de lo verdadero y de lo falso. (C. Halffter)
  • La música es la aritmética de los sonidos como la óptica es la geometría de la luz. (C. Debussy)
  • La música empieza donde se acaba el lenguaje (variante: donde acaban las palabras da comienzo la música) (E.T.A. Hoffmann)
  • La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido. (L. Bernstein)
  • La música es un arte que está fuera de los límites de la razón, lo mismo puede decirse que está por debajo como que se encuentra por encima de ella. (P. Baroja)
  • La música, esa misteriosa forma del tiempo. (J.L. Borges)
  • Si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco. (P.I. Tchaikovski)

5 comentarios:

  1. Todos los pensamientos o frases son muy buenos.
    Hay uno para cada oportunidad o momento.
    Gracias.
    Saludos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Las frases me parecen magistrales, Claudia, y llevaban esperando demasiado tiempo para entrar en este espacio melódico.
    Gracias por tu aliento.

    ResponderEliminar
  3. Más allá de las frases o aforismos, que son muy buenos, sólo sé que no puedo pasar un día sin escuchar música, bien sea de Sinatra, mi preferido o cualquier otra.
    Excelente entrada.
    Chau.

    ResponderEliminar
  4. Si donde acaban las palabras da comienzo la música, es comprensible la necesidad melódica, al menos para melómanos como tú, Silvia, o como yo.

    ResponderEliminar
  5. Considero necesario añadir un dicho del que he tenido conocimiento por el Dr. Francisco Doña, de Johannes de Muris (aprox. 1290-1351, teórico musical, filósofo, matemático, etc.), que en su Summa Musicae dice:

    "Musica medicinales est et mirabilia operatur musica morbi curantur, praecipue per melancholiam et ex tristia generati." (La música es medicina y obra milagros, la música cura enfermedades, principalmente aquellas generadas por la tristeza y la melancolía).

    ResponderEliminar