martes, 8 de enero de 2019

La encrucijada del galeno


Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad. 
 CONFUCIO

Acabamos de editar nuestra segunda novela: LA ENCRUCIJADA DEL GALENO, una de las tres narraciones largas que, como ya habíamos dicho, dormían en el cajón del olvido. Es la  segunda editada, pero la tercera concebida (la primera escrita, de aventuras y temática marina, queda a la espera de ver la luz). 

Esta novela fue iniciada en julio de 2014 y perfilada en mayo del año siguiente, pero recibió numerosos retoques y añadidos posteriores. Además, el autor ha incluido algunos textos previos, entre ellos los dramatizados «diálogos político-sanitarios». Su pretensión es deleitar y, a la par, dejar testimonio de una época de desencanto en el ejercicio de la medicina de familia, de circunstancias adversas que acabaron quemando a muchos profesionales, sin cercenar el entusiasmo de los galenos más enérgicos y combativos, que han logrado mantener viva la llama de una vocación apasionante. Por último, hemos de decir, siguiendo el tópico cinematográfico, que los personajes y hechos de esta novela son completamente ficticios; cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

LA ENCRUCIJADA DEL GALENO es en definitiva una obra de larga elaboración sobre el mundo de la medicina, particularmente en el ámbito de la atención primaria, que ahora ve la luz, como la anterior, EL ÚLTIMO NOCTURNO, esperanzado el autor de que el lector vea lo bueno que pueda haber en ella.

Y esta es nuestra descripción:
Carlos Abré, médico de familia de espíritu soñador, cansado de su labor asistencial y empeñado en mejorar el funcionamiento del Servicio Breogano de Salud, decide un día dejar el centro de salud donde trabaja para aventurarse en la gestión sanitaria. En medio de una gran crisis económico-financiera, gracias a la proposición de la directora general de asistencia sanitaria y amiga de su época universitaria, llega a la alta gestión con el nombramiento de gerente general. Supone la liberación de una rutina que detesta y cuenta con el apoyo de su compañera sentimental. Es la oportunidad de lograr los cambios que desea. Y da ese paso trascendental siendo heredero del laboratorio farmacéutico de su padre, cuya buena marcha le garantiza una situación económica desahogada. Su idealismo lo arrastra. Pero habrá de encontrarse con grandes dificultades, sobre todo por la oposición del director general de recursos económicos.  
Nos hallamos ante un galeno singular, empresario, gestor y político, cuyos avatares habrán de sumirlo en una particular crisis existencial que intentará superar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario