lunes, 15 de marzo de 2010

Salud laboral en el entorno sanitario

Salud laboral.- Consecución del bienestar físico, psíquico y social –siguiendo la definición de la Organización Mundial de la Salud– en el medio laboral. Se logra mediante la creación de un ambiente de trabajo adecuado, procurando unas condiciones laborales justas y dignas. Paradójicamente, nuestro medio sanitario no suele ser el más idóneo, por la perseverante desatención de la salud de los trabajadores de los servicios de salud. ¿Alguien lo entiende?


He comenzado con la definición recogida en el léxico de la atención primaria. Desconozco el nivel en el que estamos en medicina del trabajo, pero me temo que Hispania no es paradigma, ni mucho menos, en materia de salud laboral –a pesar de grandes teóricos–, como no lo parece ser en nada bueno (asustan las más de 2.400.000 entradas que aparecen en Google indicando “España a la cola de Europa”).

No queriendo ser derrotista, a tenor de múltiples comentarios de trabajadores que nos demandan bajas por lesiones producidas en el medio laboral, que se rechazan como tales y que evidencian graves carencias en seguridad –que las cifras oficiales, ya de por sí lamentables, no reflejan–, y de nuestra propia experiencia, en la que los servicios de salud laboral miran para otro lado cuando se les comunican deficiencias estructurales y problemas de ergonomía en el medio sanitario en el que nos desenvolvemos, acabo por asumir que este país no tiene remedio, que no quiere avanzar o si quiere no puede.

En cambio, la legislación no es mala. Como muestra, la Ley de salud de mi comunidad (Ley 8/2008, de 10 de julio, de salud de Galicia) dice en su Artículo 119 (salud laboral):

“La Administración sanitaria, en el marco de la legislación general en materia de salud laboral y prevención de riesgos laborales, adoptará las medidas oportunas para la protección de la salud de los trabajadores y (las) trabajadoras del sector sanitario público a través de órganos dedicados en exclusiva a esta función.”

“Se establecerán medidas de coordinación que obliguen a participar a las unidades de los centros y órganos cuando en razón a la materia tenga relevancia su cooperación en la protección de la salud laboral y la prevención de riesgos laborales en el sector.”

Muy bonita la letra, pero a la hora de la verdad aquí todo queda en buenas intenciones, porque la teoría no se aplica. Como dato demoledor, las ondas hertzianas me han recordado que seguimos a la cabeza de Europa en siniestralidad laboral. No coments…

No hay comentarios:

Publicar un comentario