domingo, 25 de abril de 2010

Rogelio Groba, compositor gallego (2ª parte)


Habiendo presentado en la primera parte una semblanza biográfica y personal del compositor y director de orquesta Rogelio Groba, cabe ahora detenerse en su faceta creadora e investigadora. Sorprende la vasta obra de este músico cuando consideramos los obstáculos que ha tenido que superar. Despierta admiración cuando comprobamos su interés en recuperar un patrimonio folklórico descuidado por los responsables de la política cultural. Y causa regocijo el hecho de que se le reconozca su labor en vida. (Foto: Fundación Rogelio Groba)



Creación sonora e investigación

La fuerza creadora de Rogelio Groba se manifiesta en más de trescientas composiciones que abarcan todos los géneros musicales. Podríamos afirmar de sus sonoridades que están enraizadas en una tradición que extiende sus ramas hacia la modernidad. Según Enrique Franco, en grandes y pequeñas partituras de Groba reconocemos el “hecho gallego”, por recoger en sus pentagramas las tradiciones, paisajes, leyendas y lengua propios, sentidos desde una pequeña aldea y vistos con universalidad.

Groba ha compuesto obras orquestales, corales, para banda, camerísticas, pianísticas, para voz y piano e incluso escénicas. Algunas ya fueron referidas a lo largo de este escrito, y seguidamente voy a exponer, a modo de síntesis, una relación escogida, una selección significativa.

Obras para orquesta: Cruñesas (díptico sinfónico), Ignis coronat opus (premio Dante Luini, en 1974), Concierto gulansés, para flauta y orquesta, Concierto para piano y orquesta Coexistencias, Segundo concierto para violín y orquesta Confidencias, Concierto para violonchelo Fauno, Suite para orquesta de cámara Intres boleses (basada en una sucesión de danzas barrocas), Danzas gulansesas para orquesta de cuerda, 5 Sinfonías: Nº 1“Lúdica”, Nº 2“Bucólica”, Nº 3“Galicia Épica”, Nº 4 “Christmas Simphony”, Nº 5 “Mágica”.

Obras para banda: Bienvenu a Perroy, Yverdon 1963, Toro rojo, A Freixa, Guláns.

Música de cámara: Cuartetos.

Música vocal para coro y orquesta: Nova Galicia, Mandatum, In memoriam Manuel de Falla, Cantigas do Mar (cantata con textos de Filgueira Valverde), Gran Cantata Xacobea (con letra de Alfredo Conde y fruto de un encargo institucional para conmemorar el Año Santo 1993).

Música vocal para coro mixto: Seis canciones gallegas (canto de berce, mariñeiro...), In memoriam Rosalía Castro, Galicia Cantada, Misa gallega Corpus Christi (con acompañamiento de harmonio), Estudio y armonización sobre Veinticuatro alalás tradicionales.

Voz y piano o lieder: Cantigas do Miño, Campaiñas do Tea, Elexía para Xesús, Galicia anterga.

Obras pianísticas: Soatiña, Pandeirada, Iniciación al piano, Galecia, Meditacións en branco e negro.

Ópera: Divinas palabras (basada en la tragicomedia de Valle Inclán), María Pita. La fuerza de la libertad, Pedro Madruga,“O noso rei”, y las óperas televisivas Camiños de Rosalía y Floralba.

Música de ballet: Galicia. Danzas meigas (ballet sinfónico in modo antico, en el que el compositor introduce gaitas y percusión tradicional).

Es preciso señalar que algunas de las obras referidas tienen adaptaciones para diferentes grupos vocales e instrumentales realizadas por el propio autor, de quien aguardamos que continúe a acrecentar su creación musical.

Hay que apuntar también que Groba hizo estudios de investigación sobre la música tradicional, como el Análisis de 252 alalás, condicionado por la indeterminada significación del término Folklore, en cuanto a su dimensión semántica (Folk: pobo, Lore: saber) y de ámbito de aplicación. Aunque, según el compositor húngaro Bella Bartok, en todos los pueblos, las mismas condiciones (lengua, ocupaciones, temperamento, aislamiento) dan lugar a unas melodías homogéneas, en el terreno folklórico, tanto en su área descriptiva, analítica o aplicada, todo es relativo.

Como ya se señaló, su interés por el tema fue avivado por las enseñanzas de Manuel García Matos en el Conservatorio de Madrid. Groba, que está convencido de que el acervo folklórico-musical gallego es de los más ricos y variados, realizó su análisis basándose en cancioneros existentes: de Casto Sampedro, de Eduardo M. Torner y Jesús Bal y Gay, de Daniel González y de Luís Mª Fernández Espinosa. El gulansés define el “alalá” como una melodía de tiempo siempre lento y de ritmo con función prosódica, sugerida por el acento del texto. Examina las diferentes variantes y extrae conclusiones: es siempre vocal (sin acompañamiento), de forma homófona, de estructura breve, no termina secamente (forma conclusiva muy alargada y sobre la dominante o la tónica), de ritmo libre pero factible de ser metrificado, de tempo entre moderato y adagio, con texto poético predominantemente amoroso y de carácter dulce.

Reconocimiento

Digamos, finalmente, que a finales del siglo XX, un relato autobiográfico del “flautín de Guláns” devino en narración literaria de la mano de Manrique Fernández (Editorial Xerais), hecho que contribuye a rescatar a uno de nuestros grandes artistas del acostumbrado silencio. Porque hay que reconocer el talento y el esfuerzo compositivo de este músico gallego de mente hiperactiva –según sus propias palabras–, cuyo nombre pasa bastante desapercibido incluso en los ambientes considerados culturales. Y si suena la persona, no tanto su obra, desconocida o casi por la escasa difusión. ¿Acaso andamos tan sobrados de creadores como para permitirnos el pecado de ignorarlos?

El veterano músico, que el 16 de enero de 2010 cumplió 80 años, continúa su actividad creadora. Justo dos días antes de su aniversario, La Real Filharmonía de Galicia estrenó, en el Auditorio de Galicia, su Concerto no Lameiro, para flauta y orquesta; y un día antes, en el Auditorio Martín Códax del Conservatorio Superior de Música de Vigo, el clarinetista Asterio Leiva y el pianista Alejo Amoedo tocaron por primera vez en público Reminiscencias, para clarinete y piano.

Rogelio Groba mantiene su entusiasmo compositivo, todavía dispuesto a afrontar nuevos retos. La fundación que lleva su nombre se encarga de proteger, estudiar, cuidar y difundir su inmensa obra musical, que abarca todos los géneros.

Bibliografía

1. Cartelle, R. Groba y Groba, Rogelio. Gran Enciclopedia Gallega. Ed. Silverio Cañada. Santiago, 1980.
2. Cartelle, R. Rogelio Groba, un compositor inxente (Libreto de CD “Cancións sobre textos literarios galegos”). Ed. Xerais. Vigo, 1999.
3. Fernández, M. Rogelio Groba, Meditacións en branco e negro. Ed. Xerais. Vigo, 1999.
4. Filgueira Valverde, J. Cancionero Musical de Galicia, de Casto Sampedro y Folgar. Ed. Fundación Pedro Barrié de la Maza, Conde de Fenosa. A Coruña, 1982. (Reimpresión de la edición de 1943)
5. Franco, E. Libreto do CD “Música gallega” dedicado a cuatro compositores gallegos (Manuel Quiroga, Andrés Gaos, Roxelio Groba y Xoán Viaño), con piezas interpretadas por: Orquesta de Cámara de Stuttgart - Maximino Zumalave. Ed. Ayuntamiento de Santiago de Compostela.
6. Groba, R. Análisis de 252 alalás. Ed. Diputación provincial de A Coruña. A Coruña, 1998.
***
Este artículo fue publicado en OpusMusica (revista de música clásica):

Es una traducción, adaptada y actualizada, del original en gallego:
Brea Feijoo J.M. Rogelio Groba, O frautín de Guláns. Etno-Folk: revista galega de etnomusicoloxía, Nº 2, 2005, pags. 145-151.

(*) Fe de erratas.- Bajo el epígrafe final (“Reconocimiento”), se ha cometido un error en las fechas de los dos últimos estrenos, que aquí se subsana. De modo que se cambia “un día antes de su aniversario” (16 de noviembre) y “el mismo día” por “dos días antes” y “un día antes”.

Vídeo biográfico de Rogelio Groba en 4 partes (en gallego y castellano): 3 y 4.


2 comentarios:

  1. Bravo José Manuel.
    Una persona que dedica todo su talento y toda su vida, no solo a la música sino a la salvaguarda de nuestro patrimonio, merece todos los reconocimientos.
    Magnífico este homenaje.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Creo que Rogelio Groba es merecedor de un mayor reconocimiento. Gracias, Lola, por tu ponderación. Un saludo.

    ResponderEliminar