lunes, 6 de noviembre de 2017

Obras de pensamiento esenciales


He aquí un listado de obras de pensamiento occidental, filosófico, político y crítico, que nos muestran la inquietud de la mente humana. Son obras esenciales escritas por grandes pensadores que han tratado de darle un sentido a la existencia, hallar la mejor forma de convivencia social o encontrar la verdad en cada campo del saber humano. Leerlas nos enriquecerá, nos proporcionará respuestas, nos hará dudar, nos llevará a abrazare sus propuestas o a renegar de su contenido, incluso nos llenará de gozo. Les serán útiles a un médico, a un músico o a un trabajador manual. Les serán provechosas a cualquier individuo que tenga interés en el conocimiento, curiosidad o inquietud por aprender. ¡Sáquenle provecho!


De senectute o Catón (150 a. C.), de Cicerón. Tratada AQUÍ y analizada AQUÍ
Enseñanza del arte de aprender a envejecer, de los beneficios de una vejez sana y las ventajas que reporta en experiencia y sabiduría.
República (aprox. 390-370 a. C.), de Platón. Análisis AQUÍ. Otros "diálogos" platonianos: El Banquete, Fedón.
El tema central es la reflexión sobre la justicia, que lleva a Platón a abordar la organización de la ciudad-estado ideal.
Política (384-322 a. C.), de Aristóteles. Una sinopsis AQUÍ. Otras obras: Metafísica, Retórica, Poética.
Reúne los escritos que Aristóteles dedicó a la vida en sociedad y a la organización de la convivencia cívica.
Epístolas morales a Lucilio (aprox. año 60), de Séneca. Cartas a Lucilio AQUÍ
Recopilación de correspondencia de Séneca a su discípulo Lucilio, en la que trata cuestiones diversas desde su doctrina estoica.
Meditaciones (170-180), de Marco Aurelio. En pdf AQUÍ
Se trata de reflexiones sobre la condición humana, la vida, la muerte, el universo, la creación, la moralidad, la fortuna, los valores en los que las personas deben inspirarse.
Confesiones (397-398), de San Agustín. En pdf AQUÍ
Sobre su juventud pecadora y de cómo se convirtió al cristianismo; acabado trabajo de filosofía e importante aporte a la teología.

El elogio de la locura (1511), de Erasmo de Rotterdam. Crítica literaria AQUÍ
En la obra se hace una relación irónica de las "ventajas" de la Locura sobre la Razón, o de la Estulticia sobre la Inteligencia.
Utopía (1516), de Tomás Moro. Una reseña AQUÍ
Descripción del estado ideal de una república en la isla de Utopía, con referencias a los pensamientos de Sócrates expuestos en La República de Platón, donde se describe asimismo una sociedad idealizada.
El Príncipe (1531), de Maquiavelo. Una reseña AQUÍ
El autor reflexiona acerca de las cualidades necesarias para que un gobernante o “príncipe” asegure su poder en diferentes circunstancias.
Ensayos (1580-1588), de Montaigne. Crítica literaria AQUÍ y texto online AQUÍ 
Aborda una variedad temática: la tristeza, la ociosidad, la mentira, la cobardía, el miedo, el pedantismo, la amistad, la soledad, la codicia, la crueldad, la vanidad... "todo lo que se presenta ante su fantasía".
Discurso del método (1637), de Descartes. En pdf AQUÍ
Obra escrita con el propósito de conducir bien la propia razón y buscar la verdad en las ciencias.
Ética (1677), de Spinoza. Estudio de la obra AQUÍ
Trata de ofrecer una imagen objetiva de la realidad y se esfuerza en comprender el significado de una vida ética. 


Tratado sobre la naturaleza humana (1739-1740), de Hume. En pdf AQUÍ
Obra en la que se proyecta constituir una ciencia de la naturaleza humana, tomando como modelo las ciencias de la naturaleza y particularmente la física de Newton.
Del espíritu de las leyes (1747), de Montesquieu. En pdf AQUÍ
Recrea en el modelo político inglés –tomado de los germanos– el sistema de separación de poderes y monarquía constitucional, que considera el mejor como garantía contra el despotismo.
El contrato social (1762), de Rousseau. Otras obras roussonianas fundamentales: Emilio, o De la Educación (1762) y Confesiones. En pdf AQUÍ
Obra de filosofía política que trata sobre la libertad e igualdad de los hombres bajo un Estado instituido por un contrato social.
Crítica de la razón pura (1781), de Kant. En pdf AQUÍ
Kant intenta la conjunción de racionalismo y empirismo, haciendo una crítica de las dos corrientes filosóficas que se centraban en el objeto como fuente de conocimiento.
Fenomenología del espíritu (1807), de Hegel. En pdf AQUÍ
Trata de mostrar la sucesión de las diferentes formas o fenómenos de la conciencia hasta llegar al saber absoluto, como introducción al sistema total de la ciencia.

Manifiesto comunista (1847-1848), de Marx y Engels. Otra importante obra marxista: El capital. En pdf AQUÍ
Es la obra que sienta las bases del pensamiento comunista y ofrece una explicación propia de la evolución de la humanidad. (MC)
Sobre la libertad (1859), de Stuart Mill. Un resumen AQUÍ
Establece la separación entre lo que es responsabilidad del propio individuo y lo que le corresponde a la sociedad en conjunto.
La gaya ciencia (1882), de Nietsche. Un análisis AQUÍ
En esta obra, reivindicó el ateísmo como única forma de alcanzar la fuerza, la libertad y la independencia perdida por culpa del cristianismo y anunció la muerte de Dios.
Ser y tiempo (1927), de Heidegger. En pdf AQUÍ
Aborda la cuestión del ser: ¿qué significa que una entidad sea? o ¿cuál es la razón por la que hay algo en lugar de nada?, cuestiones fundamentales de la ontología ya definidas por Aristóteles.
El ser y la nada (1944), de Sartre. En pdf AQUÍ
Su teoría existencial declara la libertad de las personas para escoger sus conceptos de comportamiento y libre pensamiento hacia una perfecta libertad de crear los significados de las cosas y de la realidad.
El conocimiento humano (1948), de Bertrand Russell. Aproximación a su ideario AQUÍ
Este libro es un manual de teoría del conocimiento, hacia el encuentro de la realidad ontológica y contemplando los procesos racionales.

La filosofía, sus temas y sus preguntas

Los filósofos (buscadores incansables de la verdad) han postulado preguntas y teorías, pero sobre todo han dudado, cuestionado, reflexionado e interrogado a otros, interpelando a la razón, los dioses, la naturaleza. Así nace la filosofía, la búsqueda de la verdad, en Heráclito y en Parménides, que se preguntaron qué era la naturaleza, el ser y la nada. Luego Sócrates a través de la mayéutica se preguntó qué es el hombre, con la ayuda del diálogo y la pregunta, de la duda sobre aquello que resultaba evidente para el sentido común y la tradición. Desde entonces todos los filósofos han continuado aquella noble tradición. Platón y Aristóteles, y los pensadores griegos en general, se preguntaron qué es lo que el hombre debía ser, cómo debía actuar con los otros hombres, esto es la ética y la mejor forma de gobierno. Se preguntaron qué era lo bello, lo aparentemente bello y lo bello en sí, o sea, la estética. Se preguntaron qué es lo que hay, se hicieron las preguntas desde la ontología (el estudio del ser en cuanto tal), como parte, junto a la teología, de la metafísica ("más allá de la física", el estudio de todo lo concerniente a la realidad). Luego si se quiere, como dijo un autor, no fueron nada más que "notas al pie de Platón".

No hay comentarios:

Publicar un comentario