lunes, 11 de diciembre de 2017

Valoración de la sanidad hispana



Todo puede mejorar vs. Todo es susceptible de empeorar.

El Informe europeo sobre el estado de salud (State of Health in the EU) señala deficiencias en la prevención y la promoción de la salud. Aquí se advierte del escaso éxito en el fomento de la actividad física, en la prevención de la obesidad infantil y la lucha contra el tabaquismo. En consumo de alcohol parece que nos ganan otros. 

Otro problema señalado son las demoras en la atención sanitaria, y en especial las listas de espera quirúrgica, aun manejando datos oficiales. 

También se critica la insuficiente financiación sanitaria: “el gasto sanitario per cápita como el porcentaje del PIB dedicado a la sanidad están por debajo de la media de la UE”, con importantes diferencias entre comunidades autónomas.  

A favor se señala la buena esperanza de vida, “la más alta de Europa y la segunda más alta del mundo, sólo por detrás de Japón” y la mortalidad tratable (muertes prematuras evitables por la atención sanitaria), que mide la calidad asistencial. 

Se aplauden además la reducción del gasto farmacéutico, especialmente hospitalario (relacionado con el uso de medicamentos genéricos), y la atención integral o asistencia coordinada entre agentes y niveles asistenciales. 

En definitiva, unos indicadores halagüeños y otros no tanto. Pero aparte de indicadores, extraídos de datos, habría que sopesar la opinión de los intervinientes en el funcionamiento del sistema sanitario. Seguro que tienen algo que decir y que aportar, señalando debilidades y proponiendo actuaciones de mejora. 
*** 
Conclusiones obtenidas de Diario Médico.

Don't explain - Billie Holiday

No hay comentarios:

Publicar un comentario