miércoles, 17 de julio de 2019

Exceso de pruebas diagnósticas

Resonancia magnética


La medicina "excesiva" se manifiesta claramente en el aumento progresivo en la petición de exploraciones complementarias o pruebas diagnósticas.
La uroscopia, es decir, la observación de las propiedades organolépticas de la orina, ya fue descrita por Galeno y su aplicación perduró durante muchos siglos en el contexto de la teoría de los cuatro humores de Hipócrates. Hoy el análisis de orina es, junto con el de la sangre, una de las pruebas diagnósticas más comunes. 
Pero el universo diagnóstico, el de la identificación de una enfermedad, se ha ido complicando a medida que avanzaban las técnicas de imagen y de laboratorio. Bajo la presión de la medicina defensiva y de la propia disponibilidad de análisis moleculares, genéticos y radiológicos, los médicos de atención primaria ordenan ahora tres veces más pruebas diagnósticas que hace quince años, según se publica en el último número de British Medical Journal. Un equipo de las universidades de Oxford, Bristol y Southampton comparó los test británicos entre abril de 2000 y marzo de 2016: pasaron de 14.869 por cada 10.000 personas/año a 49.267, un aumento anual del 8,5 por ciento: los pacientes recibían una media de cinco pruebas anuales en 2015/2016 frente a 1,5 en 2000/2001.
La irresistible escalada de las pruebas diagnósticas (DM) 
Es necesaria la moderación en la petición de pruebas diagnósticas. Todo exceso médico es malo. Como nos advierte el Dr. Juan Gérvas, «conviene no dar pábulo a las promesas imposibles de una “Medicina de cuento de hadas” que lleva a la medicalización de la vida, al consumo sin freno de intervenciones sanitarias y a expectativas frustrantes». Y como dice este artículo, «explicar los beneficios y riesgos de las pruebas ayuda en ocasiones a que el paciente elija con prudencia». ¡Ay!, solo en ocasiones. Porque, de modo inconveniente, por encima de la opinión del profesional de la medicina se impone muchas veces el consejo del vecino...

No hay comentarios:

Publicar un comentario