sábado, 31 de julio de 2021

Baudelaire: Las flores del mal


La inspiración es trabajar todos los días.
Todo el mundo es experto en juzgar a los otros,
todo el mundo es bárbaro cuando es juzgado.

CHARLES BAUDELAIRE

Charles Baudelaire (1821-1867) es el paradigma de poeta maldito (poète maudit), considerado así por el rechazo de la sociedad de su tiempo, incapaz de los excesos que impregnan los mejores versos de este inmenso poeta. Dicho esto, valgan las siguientes claves para tener una visión general de su figura poética: 
  • Charles Baudelaire, el poeta maldito, consiguió lo que nadie había conseguido antes: descubrir la belleza en lo no bello, la armonía en lo deforme, la cronología en el caos, la luz en la oscuridad, o tal vez la brillante intuición de que la propia oscuridad, en ocasiones, ilumina. 
  • Algunos lo consideran el Dante del decadentismo*, es decir, un cronista del infierno urbano atravesado por un elegante simbolismo.**
  • Entre sus influencias principales se encuentran Théophile Gautier y Edgar Allan Poe.
  • Su poética es conceptualmente clásica, y el romanticismo la atraviesa.
  • Acusado de inmoral, superó críticas y censuras a su obra. Es el padre de la modernidad poética; Romanticismo y Decadentismo ya no tendrían nada que agregar después de su brillante desempeño. 
*La denominación decadentismo surgió como un término despectivo e irónico empleado por la crítica académica y fue adoptado por los criticados.

**El simbolismo fue definido por Jean Moréas en 1886 como «enemigo de la enseñanza, la declamación, la falsa sensibilidad y la descripción objetiva». 

Extracto wikipédico:
Rafael Reig considera en su Manual de Literatura para Caníbales que los escritores modernistas de lengua española, y especialmente Rubén Darío, adoptaron plenamente la visión del poeta que Baudelaire planteaba en su famoso poema titulado El albatros, lo que aprovecha para ironizar sobre algunos planteamientos de este movimiento: «Baudelaire tenía razón: un albatros en tierra, con su andar tambaleante y arrastrando las alas, da verdadera risa...». 

El libro que no se dirija a la mayoría (en número e inteligencia) es un libro tonto.

LAS FLORES DEL MAL

El movimiento simbolista tiene sus orígenes en Las flores del mal, la obra emblemática de Baudelaire. Edgar Allan Poe, a quien Baudelaire apreciaba, influyó decisivamente en él, proporcionándole la mayoría de imágenes y figuras literarias. Valgan también estas claves sobre su gran poemario:
  • Se trata de una obra de concepción clásica en su estilo, y oscuramente romántica por su contenido (y podríamos añadir que decadentista por el contexto), en la que los poemas se disponen de forma orgánica*. El poeta consigue aunar en ella la tradición y la innovación.
  • Baudelaire expone la teoría de las correspondencias (teoría de las correspondencias y la sinestesia: texturas, colores, perfumes, sonidos) y, sobre todo, la concepción del poeta moderno como un ser maldito, rechazado por la sociedad burguesa, a cuyos valores se opone.
  • El poeta se entrega al vicio (prostitución y droga), pero solo consigue el tedio (spleen, como se decía en la época), al mismo tiempo que anhela la belleza y nuevos espacios («El viaje»). Es la «conciencia del mal». 
  • Su métrica no es tan innovadora como su temática. 
  • El vocabulario, de gran riqueza, abarca lo exquisito y lo grotesco. Baudelaire participa de la fascinación de los parnasianos por las voces sonoras y exóticas, y por las referencias mitológicas y culturalistas.
*Baudelaire estructura el poemario en seis partes: Spleen e ideal, Cuadros parisienses, El vino, Flores del mal, Rebelión y La Muerte. La primera parte (Spleen e ideal) recoge el núcleo poético de la obra, un debate doloroso entre realidad (spleen: tedio) y deseo, entre bien y mal, entre paraíso e infierno.

Fuente

Fuente


Las flores del mal

[Comentario en vídeo] Baudelaire es, para mi gusto, el poeta más grande de todos los tiempos. Estilo y contendido, dos cosas que en poesía no siempre van juntas; porque en sus poemas, no sólo es grandiosa la forma, sino también lo que dice. Nadie jamás podrá imitar esos delicados versos que lindan con el horror, el hastío y la imbecilidad... Baudelaire tenía ese "touch of evil" que lo alejaba de lo cursi.

***
Enlaces baudelairianos [y fuentes bibliográficas de esta entrada]
Las flores del mal [Wikisource]
—Selecciones de poemas y comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario