jueves, 24 de marzo de 2011

Sobre agresiones a médicos


El manifiesto contra las agresiones en el ámbito sanitario hace referencia a “un entramado causal de gran complejidad”, lo cual desata una reflexión anterior. Sobre la violencia en los centros sanitarios ya me explayé suficientemente, aunque leyendo en un blog que sigo un artículo sobre agresiones a médicos, me he dado cuenta de que quizás me había dejado en el tintero el condicionante principal del (mal) comportamiento de un número creciente de usuarios: la propia organización sanitaria (responsabilidad de la Administración), que de entrada anula la esencia del médico de cabecera (“La medicina de familia es una palabra hueca…”), convertido en “portero” del entramado sanitario, y que por encima dificulta la atención sanitaria, impidiendo la resolución rápida de problemas y favoreciendo la frecuentación, en un círculo vicioso que crea tensiones y engendra hostilidad en un sistema estéticamente universal pero horrorosamente ineficiente.

Y no hay más solución que la que se propone en el susodicho artículo: ¡CAMBIAR EL SISTEMA! Lo incierto es cuándo el poder político decidirá hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada