jueves, 11 de noviembre de 2010

Karen Carpenter, la cantante anoréxica

Después de haber escuchado grabaciones discográficas de la cantante norteamericana Karen Carpenter y sentirme gratamente sorprendido con el timbre de su voz, me quedé atónito al saber de su muerte prematura. Nació el 2 de marzo de 1950 (era una piscis, como un servidor) y falleció el 4 de febrero de 1983, con sólo 32 años, tras una exitosa carrera como vocalista y baterista (dominaba las baquetas del instrumento jazzístico de percusión), formando junto a su hermano Richard Carpenter el exitoso dúo The Carpenters.

Karen Carpenter murió de un paro cardíaco a consecuencia de las complicaciones de una enfermedad desconocida en esos años iniciales de la década de 1980: la anorexia nerviosa. Sufría este padecimiento desde 1975. Y sin embargo las fotos de los discos no muestran una mujer físicamente deteriorada, sino bellamente radiante, a pesar de haber seguido radicales dietas adelgazantes y haber ingerido fármacos para perder peso (laxantes, diuréticos, hormonas tiroideas) que la condujeron a la malnutrición extrema. Se había casado en 1981 con el empresario Tom Burris y el mismo día que iba a firmar los papeles de su divorcio se produjo el fatal desenlace.

Eludo las valoraciones críticas que hablan de ligereza y comercialidad e impongo mi gusto personal, proclamando que me atraía su estilo. Su voz poseía calidez, ternura y un deje de melancolía. En mi opinión tenía muy buen gusto, tanto para interpretar las composiciones de su hermano Richard como las adaptaciones de piezas ajenas. ¡Oh, Karen!... ¡Sing a song!... Viéndote ahora en grabaciones audiovisuales veo asomarse tu tristeza, aun sobre la simpatía y la melódica sonrisa. Y deliciosamente sigues cantando una canción.

(Foto de Amoeblog)


The Carpenters - We've only just begun

The Carpenters - Close To You

The Carpenters - Sing


Enlace:

***
Anorexia nerviosa. Unas pinceladas a propósito de la enfermedad de Karen Carpenter

La anorexia nerviosa parece ser otro tributo a pagar por las sociedades consideradas desarrolladas. Un trastorno de la alimentación, lo mismo que la bulimia, y a la vez un síndrome de comportamiento asociado con disfunciones fisiológicas y factores psíquicos. Ya en 1689 Richard Morton describió un cuadro clínico de “consunción nerviosa” (“nervous consumption”), pero el término actual de anorexia fue acuñado en 1873 por Charles Lasègue con la descripción más detallada de un cuadro similar al que denominó “anorexia histérica”.

La anorexia nerviosa se desarrolla a menudo en adolescentes con una personalidad premórbida característica, con rasgos de rigidez y perfeccionismo, que tienen buenos rendimientos escolares y deportivos. El síntoma principal de la enfermedad es el temor extremo a ganar peso, acompañado de distorsión de la imagen corporal y un deseo firme de las muchachas que la sufren de estar delgadas. Estando flacas se ven gordas, niegan estar enfermas y tener un bajo peso. Comen poco o casi nada, incluso provocan el vómito. O establecen por su cuenta regímenes dietéticos bajos en hidratos de carbono y grasas, alterando de este modo los hábitos alimentarios y dirigiéndose a una gravísima desnutrición.

Las muchachas presentan un aspecto desnutrido, con una piel amarillenta, seca y cubierta con un fino vello como de un recién nacido. Pueden tener anemia o deshidratación y muchas veces precisan ser ingresadas en un hospital para mejorar su grave estado de desnutrición o ante una conducta suicida, una arritmia u otra complicación grave. En el aspecto psíquico, manifiestan una conciencia muy pobre de sus sentimientos y de los mensajes de su cuerpo.

Esta enfermedad grave y potencialmente mortal no es fácil de tratar. Es preciso corregir la malnutrición y abordar los aspectos emocionales, mediante psicoterapia y, si es preciso, medicamentos antidepresivos. La terapia de grupo les ayuda a las pacientes a reconocer sus emociones y superar su aislamiento.

12 comentarios:

  1. ¡Esta entrada me hubiera gustado hacerla yo!
    Dicho esto, que no es envidia (!), sino reconocimiento de un magnífico trabajo, añado que me alegro de que la hayas publicado tú, amigo José Manuel, porque nadie podría hacerlo mejor.
    La verdad, "The Carpenters" no me resultaban desconocidos, pero nunca había escuchado más que algunas canciones suyas en alguno de esos recopilatorios de "Música de... [la década que sea]" que aparecen de vez en cuando, y que se venden de oferta en las grandes superficies.
    A partir de ahora será otra cosa.
    Gracias, José Manuel, por tan magnífica entrada y por descubrirme a esta Karen que sigue cantando una canción para nosotros...

    ResponderEliminar
  2. Querido José Manuel:
    Yo tampoco había sabido del fin de la Carpenter y eso que su música forma parte de la banda sonora de mi chiquititud. Concuerdo con tu entusiamo por esa voz dulcísima y de elegante tristeza. Excúsame por favor el 'cherry' del enlace:
    http://desdeelmanicomio.blogspot.com/2009/06/su-alteza-real-karen-anne-carpenter.html

    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hermosa voz...trágico final. Tenemos tanta responsabilidad en prevenir estas conductas! Demasiado estereotipo de flacura... demasiado...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Amigo Francisco, tú hubieses hecho -o puedes hacer todavía- una buena entrada sobre Karen, estoy seguro que plena de matices y de sensibilidad.
    Agradezco de corazón tus afables palabras.

    ResponderEliminar
  5. Querido Lizardo, no sé cómo se me ha pasado -u olvidado- tu excelente entrada sobre Karen Carpenter. Me apresto a enlazarla como impagable complemento a esta otra.
    Gracias por tu atenta y estimulante mirada.

    ResponderEliminar
  6. Estimada J, me temo que la prevención de los trastornos de la conducta alimentaria no está sólo en nuestras manos. La familia y los demás agentes sociales tienen mucho que decir, en un tiempo socialmente complicado.
    Muy agradecido por tu comentario.

    ResponderEliminar
  7. A mi The Carpenters me transportan a los años de colegio, a otro mundo, casi a otra vida. La voz de Karen y su estilo - que has descrito a la perfección, José Manuel - me encantan. Sobre el tema de la anorexia, que he podido vivir de cerca (es lo que tiene trabajar con adolescentes), opino también que hacen mucho daño ciertas condiciones, características y actitudes de las sociedades en las que vivimos y a las que, en cierta forma, contribuímos.
    Muy complejo el tema y muy triste.
    Moitos biquiños.

    Me ha encantado escuhar las canciones. ¡Voy a repetir!

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida tu melódica presencia, querida Lola. Desde luego es triste que, por influjos diversos, muchas adolescentes rechacen su propio cuerpo. Las anoréxicas tienen una visión distorsionada del mismo y, en una actitud obsesiva (parece existir una relación con el trastorno obsesivo-compulsivo que nuestro amigo el Dr. Lizardo Cruzado podría explicar mejor que yo), se imponen una alimentación restringida. En su inseguridad y con el deseo de agradar a otros, se dañan a sí mismas. En fin…
    Melódicos biquiños.

    ResponderEliminar
  9. Gostei muito do blog e dos temas abordados!
    Un saludo,
    Brasil

    ResponderEliminar
  10. Soy seguidor de Carpenters desde hace 12 años. Ahora tengo 31 años. También a mi me dio pena su muerte.
    No sólo tenía muy buen gusto como tu dices sino que también hasta ahora son irrepetibles. NADIE ha conseguido imitar la estética del grupo, su arte, su elitismo, su suavidad, su romanticismo y melancolía. NADIE. Han vendido 80 millones de discos originales en el mundo y son de los más bajados de internet. También es muy popular y descargado mi artista favorito: NEIL DIAMOND (una máquina, un enorme compositor y señor).

    ResponderEliminar
  11. oh woow m gusto el como se xpresa el tipo q lo scribio se v q sta enamorado d karen jajajaja ntc ;D bueno el punto es q ella no fue y ni es la 1era mujer en padcr d stos transtornos ya q muchas chiks lo padecmos y vivimos dia a dia......... oh si karen es grandiosa enserio kntaba realmnt hermosisimo no q muchas psudo contantuchas sin talento a eso se le llama kntar ¿? y tnr voz ¿? en fin q dsgracia dios mio q no exists llevat a esas bitches y traenos a keren d vuelta!!! tambn como no padcr st tipo d enfrmedads si stas en el medio artistico y la sociedad contrubuye ya q dlgadz es sinonimo d belleza y la gordura es askerosa en fin t amamos karen dond kiera q sts x 100mpre y para 100mpre :D

    ResponderEliminar