lunes, 21 de noviembre de 2011

Una mala conciencia

En esta bendita tierra acostumbramos a descuidar o destruir la herencia natural y arquitectónica; arruinamos el ecosistema y derribamos vetustas edificaciones, a lo loco, sin pensar. Después, un arrepentimiento tardío nos hace sentir pecadores, tener una mala conciencia; y para redimirnos, en medio del pandemónium que hemos creado, nos inventamos símbolos conmemorativos. Aquí un monolito en recuerdo de una playa, allí una placa que evoca la antigua presencia de una construcción magistral. Despertar esta memoria histórica parece un acto de masoquismo.
 Pinocho y Pepito Grillo (su conciencia), por Walt Disney

El remordimiento devorador, histórico y común, me lleva a exponer algunos aforismos sobre la conciencia
  • Una buena conciencia no teme a ningún testigo. (L. Anneo Séneca)
  • Espantosa cosa es enseñar el mudo, guiar el ciego, saltar el contrahecho, pero más lo es decir buenas palabras y hacer malas obras. (D. Juan Manuel)
  • Dentro de mí hay otro hombre que está contra mí. (T. Browne)
  • La conciencia es, a la vez, testigo, fiscal y juez. (Refrán)
  • Haz tú lo que bien digo y no lo que mal hago. (F. de Rojas)
  • Vivir en contradicción con la razón propia es el estado moral más intolerable. (L. Tolstoi)
  • La conciencia es el mejor libro moral que tenemos. (B. Pascal)
  • El arrepentimiento es el remordimiento aceptado. (Mme. Swetchine)
  • Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo; cuando veas a uno malo, examínate a ti mismo. (Confucio)
  • Más vale vergüenza en cara que mancilla en corazón. (Cervantes)
  • Ciencia sin conciencia no es más que ruina del alma. (Rabelais)

2 comentarios:

  1. Cuánta razón tienen los sabios; no sabría decidirme por uno, todos valen; pero esforzándome en un breve autoanálisis, hoy me quedo con Séneca y con Tolstoi.
    Muchos bicos, mi querido José Manuel.

    ResponderEliminar
  2. Cuánto mejor le iría a este país si tuviese conciencia. Ésta nos llevaría a la nobleza, a la ética, al trabajo, al orden, al progreso, al respeto... Entonces a Hispania sí que no la conocería ni la mqlp.
    Bicos a conciencia, queridísima Lola.

    ResponderEliminar