lunes, 2 de octubre de 2017

La medicina en los albores de la civilización



Las más antiguas fuentes médicas escritas provienen de las civilizaciones mesopotámicas. Ya desde Mesopotamia tenemos tabillas de arcilla grabadas con un estilete, en escritura cuneiforme y han subsistido hasta hoy, al igual que la biblioteca de Hammurabi (1700 a.C. en Mari) y la de Asurbanipal (630 a.C. en Nínive). En 1902 fue encontrada en Susa una columna de basalto negro de 4 metros de alto esculpida, hoy en el museo del Louvre: el famoso Código de Hammurabi (1720-1686 a.C.), que regula la actividad de los médicos y en los cuales hasta se establece los honorarios y las multas. En este código se describe el gran desarrollo de la higiene pública, los drenajes de agua negra, la construcción de escusados, muchos artículos del cuerpo legal médico, la regulación del aborto, las transgresiones sexuales, la estructuración del ejercicio de la profesión médica, normas reguladoras de la vida social. Fue el primer código escrito de leyes de la humanidad, grabado en escritura cuneiforme en torno a la columna del soporte, el rey aparece ante la divinidad que le entrega dichas leyes. Pero el más antiguo documento médico conocido es una tablilla sumeria del tercer milenio con quince recetas médicas, encontrada en Nippur. En 1974 se descubrió la biblioteca del palacio Real de Ebla, con más de veinte mil tablillas de arcilla, muchas de ellas con información de los medicamentos utilizados y con inscripciones referentes a medicinas en varios monumentos. Los conceptos terapéuticos asirio-babilónicos se basaban en la creencia de que todos los fenómenos terrenales o cósmicos se encontraban subordinados a la voluntad de los dioses por eso el carácter teúrgico de la medicina; todas las dolencias o maleficios producidos por demonios, o las curas se explicaban a través de una correlación entre dioses, genios benéficos o maléficos existiendo uno responsable para cada enfermedad (...) 

Fragmento de "La medicina en Mesopotamia
(con algunas correcciones ortográficas y del texto) 
En: La maravillosa historia de la medicina, por Dr. Jorge Cárdenas Arévalo

Tablilla médica sumeria
(hallada en Nippur)
Enlaces de interés:
El código de Hammurabi (Leyes médicas: 215-223, recogidas AQUÍ)
Asurbanipal: primer bibliotecario de la Historia. Poema de Gilgamesh
Las tablillas de Nippur
La farmacopea más antigua del mundo
El fabuloso archivo de tablillas de los reyes de Ebla
La medicina en la antigua Mesopotamia
***
Y por la ciudad de Nippur (la de las famosas tablillas, situada en el actual Iraq) o de Nimrod, nombre del mítico rey de Mesopotamia, asirio para más señas, mencionado en la Biblia, a quien se le atribuye la fundación de la ciudad de Babel (nombre hebreo de Babilonia) y la construcción de su famosa torre, donde se confundieron las lenguas, y a quien se le relaciona con Semíramis (inspiradora de escritores y músicos, incluyendo la ópera de Rossini), su esposa según leyendas griegas, nos vamos a la pieza musical del mismo título de las Variaciones Enigma de Edward Elgar (1857-1934), de misteriosa inspiración. Y así, entre placenteros misterios médico-melódicos, continuamos a soñar con Mesopotamia, cuna de la civilización y legendaria tierra entre ríos. 

"Nimrod", de las Variaciones Enigma, de Edward Elgar

No hay comentarios:

Publicar un comentario