jueves, 26 de octubre de 2017

Más allá de la razón


En gran concavidad –que me sorbía–
pretendía robar sus pensamientos.
¡Profanación indigna entrando en alma ajena!

¿Algo allende la razonable barrera?

Tras del ceñudo rostro –¡prietos labios!–
el amor contenido sucumbiendo.
En lóbrega caverna luz tenue se apagaba.

Decía sin hablar... “Creo que fui feliz entonces
mientras la voluntad me obedecía.
Ahora atónito muñeco en la corriente”.

¿Algo allende la razonable barrera?

Callaba por temor... “Rompí la norma,
y ya no soy como vosotros”.
(Recelaba sufrir algún castigo)

Comprobé la cordura... Estaba.
Aflojé riendas para traspasar la razón
e ir a los confines…Mas sigo sin saber.

¿Algo allende la razonable barrera?


El pensador Michel Foucault, en su Historia de la Locura en la Época Clásica (1961), advierte que las artes plásticas y literarias nos muestran que «desde el siglo XV el rostro de la locura ha perseguido la imaginación del hombre occidental». Y el cuadro La nave de los locos (c. 1500), del pintor flamenco el Bosco, es revelador.

Historia de la locura - Foucault
I


II

No hay comentarios:

Publicar un comentario