miércoles, 4 de octubre de 2017

Luces y sombras de los prospectos

Fuente: ¿Qué es el prospecto de un medicamento?

Asustan los prospectos. Mi médico me aconseja no leerlos. Si los leyese no podría tomar ni una aspirina. Sabrina López


Nada más orientativo y a la vez más desconcertante que el prospecto de un medicamento. De modo que es lícito preguntarse si son buenos o malos.


Un organismo oficial dice que “los de productos de venta libre sirven para que los pacientes los lean y los entiendan, y los de venta bajo receta son para los médicos”.

Pero los pacientes se quejan, y con razón, de la dificultad para entenderlos. El lenguaje es poco comprensible para el profano y a menudo lioso.


Asistimos a un exceso de información, generalmente en un amplio formato desplegable, que acaba confundiendo o abrumando.

Y es por esa falta de comprensibilidad de los prospectos se han dado recomendaciones para su elaboración.


Son recomendaciones generales, sobre terminología (cambio de tecnicismos por términos populares), apartados del prospecto, etc.

El médico debe dar la información sobre lo que prescribe, pero eso no sucede con los medicamentos de venta libre. Valga un ejemplo de información al respecto:


Es un ejemplo enfocado a la comprensión lingüística, para el buen uso del fármaco (paracetamol), analizando términos relacionados con este analgésico y antitérmico.

Hay prospectos que asustan al paciente, hasta tal punto que el paciente puede abandonar un tratamiento necesario y poner en peligro su salud.


Y el temor surge con la lectura de todos los “efectos adversos”, recogiéndose hasta el más improbable, queriendo las farmacéuticas limitar así su responsabilidad.

En cualquier caso, podemos planteamos la no lectura del prospecto, cuando la prescripción es médica y su explicación clara, o lo contrario.


Se aconseja por varios motivos: derecho a la información y conocimiento de la toma adecuada, efectos secundarios o reacciones adversas e interacciones.

Y para aclarar un poco más, recurrimos a otro documento que nos informa del contenido de un prospecto, las instrucciones para el buen uso de un medicamento.


Se desglosan sus apartados: 1. Composición e Indicaciones, 2. Precauciones y Contraindicaciones, 3. Posología, 4. Efectos adversos, 5. Conservación.

Y si queremos reparar todavía más en las claves para entender un prospecto, la siguiente página de la OCU que incluye un test para afianzar nuestro conocimiento.


En fin, esperemos haber puesto un poco de luz en la oscuridad de los prospectos. Y todo ello, por la seguridad de los pacientes.

Qué dice el prospecto de medicamentos

No hay comentarios:

Publicar un comentario