lunes, 12 de agosto de 2019

Frente a las mujeres



Este libro de sugerente título, Frente a las mujeres, ha sido escrito por la doctora Rosa Moreno (@DRosebraun), ginecóloga y obstetra. Inspirado en su experiencia profesional, merece nuestros elogios. 

Así lo presenta ella:

Y así lo vemos nosotros:

Una crónica novelada que se adentra en lo más humano de la práctica obstétrica y ginecológica, mostrando su grandeza y sus limitaciones. Un libro que defiende la profesionalidad y la ética frente al exceso de normas y exigencias. Y que revela la gran sensibilidad de su autora. (1)

Un libro con diferentes historias. Donde aflora la ilusión y el temor del inicio. Donde late la entrega profesional y el agradecimiento de las pacientes. Donde también asoma la frustración y el cansancio acumulados en el tiempo. Salpicado de amor y erotismo. (2)

En Frente a las mujeres está lo bueno y lo malo de una profesión apasionante: el afán de servicio y la incomprensión, la comunicación y la confrontación, la sensatez y el abuso, la vocación y el desencanto, la satisfacción y el hartazgo… Nada falta. ¡Lean este hermoso libro! (3)
***
Una presentación del libro AQUÍ. Y un poema dedicado a la autora AQUÍ.

Y por nuestra parte, sólo nos queda añadirle una música adecuada...

***
Enlace
Si a un piloto de una gran aerolínea le preguntas si siente miedo al tener que atravesar el Atlántico en malas condiciones meteorológicas, seguramente te confesaría que sí. La diferencia es que ellos mueren con sus errores, si los cometen, y en nuestro caso los que mueren son nuestros pacientes y los médicos tenemos que convivir con eso. No hablo sólo de errores sino de contingencias que a veces ocurren y que escapan al control de los médicos.
Los ordenadores han hecho mella en la relación médico-paciente porque al final dedicas más tiempo al ordenador y a rellenar los ítem que te permiten avanzar en el programa que al propio paciente.  
Se ha perdido la individualidad del enfermo porque trabajamos en ambientes masificados, burocratizados y despersonalizados donde priman los intereses económicos y no se atiende al sufrimiento del personal sanitario
Aunque somos vulnerables como cualquier ser humano, existe una especie de código de silencio. Los médicos hablamos poco de esto y esa es una de las razones por la que escribí el libro, para que se conociera la carga emocional que sufrimos los médicos. 
Yo la llamo [medicina] defensiva. Antes se hacían muchas menos pruebas que ahora. (...) pueden beneficiar a algunas personas, pero también crean preocupaciones a menudo innecesarias en otras muchas. El paciente las demanda y tú las ordenas para evitar posibles reclamaciones, aunque sepas que no van a variar un diagnóstico. 
Creo que la sociedad exige a los médicos más que a ninguna otra profesión y pienso que debería comprender que somos humanos. Cometemos errores, como cualquier otro profesional. 
El corporativismo es humano y existe en todas las profesiones. Lo ético, en mi opinión, es decir la verdad al paciente, pero hay excepciones. Si el médico considera que esa información puede perjudicar en algún sentido al enfermo, considero que es lícito no facilitarle toda esa información.

1 comentario:

  1. I must appreciate the blogger. This is the most useful blog for everyone.Thanks for sharing.

    ResponderEliminar