martes, 9 de agosto de 2022

Un robo casi perfecto

Robo

[Microrrelato]

No es igual robar por capricho que por necesidad. Aunque en ambos casos es delito y puedes acabar en prisión. Y no es agradable estar encarcelado, lo sé por experiencia. Robé en el umbral de la pobreza, pero no sirvió mi alegación. ¡Ni con la ayuda de Alejo!, abogado y amigo desde la infancia. Me dijo sincero: «Poco puedo hacer, Robin». Había superado con creces el límite del hurto al llevarme la valiosa colección de relojes de un marqués. Al final, un año de prisión, y a Dios gracias... Alejo, buen letrado y mejor persona, me habría ayudado si supiera de mi infortunio financiero. «Mi deber profesional, Robin, es defenderte como cliente; el moral, protegerte como amigo». Lloro al recordarlo... Cuando salí en libertad, mi amigo abogado me ofreció trabajo en su bufete. Y yo le correspondí con un reloj de pulsera. ¡No del marqués! Heredado de mi abuelo materno.

[2022, jul]

Ragtime, Scott Joplin

No hay comentarios:

Publicar un comentario