sábado, 27 de febrero de 2010

Tras el poder



El común de los mortales, viendo el ansia de poder, expresó en alto su pensamiento... No quiero descargar la ira que nace del resentimiento, porque las explosiones de cólera sólo llevan a la destrucción. Es cierto que me siento mal pagado, traicionado, ninguneado, entre corruptos (eses que dentro del teórico estado de derecho se saltan toda regla democrática creando su propio feudo, heredando poderes con naturalidad pasmosa y trasmitiéndolos de igual forma a los de su círculo no pensante). Pasa en lo nuestro, en lo mío. Se va tras el poder pisoteando, porque el poder da prestigio, abre puertas, y… ¿quién sabe?

El común de los mortales, viendo las prebendas de los políticos, no calló lo que pensaba… Ahí se los ve pasar, altivos y peripuestos, arrogantes y despreciativos, oportunistas y trepas, indolentes y sinvergüenzas, acomodados y ambiciosos, incultos e irresponsables, privilegiados y chulescos, estirados y prepotentes, damas y caballeros superiores, diputados al margen de la ciudadanía. En consideración genérica y en estallido colérico, un conocido periodista y novelista, desencantado y pesimista, los designó peyorativamente como esa gentuza. Siglos antes, ya fuera definida la política como "el arte del engaño" (Nicolás Maquiavelo) o "el arte de la mentira" (Jonathan Swift).

El común de los mortales, viendo correr a los aspirantes a políticos, recordó aforismos sobre política y poder… (Creyendo todavía en la mejor parte: el buen gobierno, el afán de servicio, la búsqueda de la mejora social)
  • El hombre es un animal político. (Aristóteles)
  • La política es el arte de lo posible. (O. von Bismarck)
  • La política es juego o dialéctica amigo-enemigo que tiene en la guerra su máxima expresión. (C. Schmitt)
  • La política es lucha o combate de individuos y grupos para conquistar el poder. (M. Duverger)
  • La política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros. (Anónimo)
  • Los tres ingredientes principales de la política son la insolencia, la mentira y el soborno. (J. Swift)
  • El poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra. (K. Marx)
  • La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos. (L. Dumur)
  • La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados. (G. Marx)
  • En política lo importante no es tener razón, sino que se la den a uno. (K. Adenauer)
  • Para quienes ambicionan el poder no existe una media entre la cumbre y el precipicio. (Tácito)
  • El poder tiende a corromper, el poder absoluto corrompe absolutamente. (Lord Acton)

2 comentarios:

  1. Querido José Manuel:
    Como complemento al tema que expones hoy te envío un enlace con la transcripción de un artículo (que quizás conozcas, pero, por si no es así) de Arturo Pérez Reverte.

    http://quiron.wordpress.com/2009/07/16/esa-gentuza-arturo-perez-reverte/

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Francisco, pero ya había dejado el enlace al texto de Pérez-Reverte ("Esa gentuza"). Un abrazo.

    ResponderEliminar