domingo, 17 de febrero de 2013

El loro de don Perfecto


El famoso Loro Ravachol perteneció al farmacéutico pontevedrés Perfecto Feijoo (1858-1935), quien tuvo su botica en la Plaza de la Peregrina, que además de centro de dispensación de medicamentos se convirtió en lugar de tertulia y animación cultural, reuniéndose en ella políticos, artistas y científicos. No en vano este farmacéutico fue un impulsor de la vida cultural gallega. Se sabe que el loro fue un regalo de un profesor de música a don Perfecto, por su parte también aficionado al arte sonoro (amaba la música tradicional), fundador del primer coro gallego y tañedor de gaita. Sin duda, don Perfecto era un hombre polifacético.

El popular Loro Ravachol vivió Pontevedra, en compañía de su ilustre dueño entre 1891 y 1913, sin que se conozca la fecha de su nacimiento. Se habla de la posibilidad de que Ravachol fuese descendiente de los papagayos que formaban parte del cargamento de aves exóticas que venían en los galeones que fueron hundidos en la famosa  Batalla de Rande (1702), en la Ría de Vigo, que se salvaron del ataque de la flota anglo-holandesa y que, esparcidos por los alrededores, habrían sido recogidos y criados por los lugareños.

Pero lo sorprendente de este loro es que, según se dice, entablaba pequeñas conversaciones y tenía frases para cada situación, algunas en tono burlón o sarcástico. Y cuando entraba gente en la botica, avisaba en gallego: “Don Perfeuto parroquia” o “Xente na tenda”. El loro debió encandilar a los paisanos, por su desparpajo, su carácter alborotador, su comportamiento irreverente y su gusto por el bullicio. El nombre le viene del anarquista francés François Ravachol (1859-1892), que acabó guillotinado.

Perfecto Feijoo
El loro de don Perfecto llegó a ser tan popular que su muerte (al parecer murió empachado y borracho, por bizcochos empapados en vino) fue muy sentida en Pontevedra y sonada incluso fuera de Galicia. Se le rindieron grandes honores, como si de una persona ilustre se tratara. Desde entonces, se le recuerda durante los carnavales (es el icono del carnaval pontevedrés), con la celebración del entierro del Loro Ravachol. No en vano es el loro más famoso del mundo.

Monumento al Loro Ravachol
(ante la Iglesia de la Peregrina, Pontevedra)

2 comentarios:

  1. Creo, Pepe, que este don Perfecto Feijoo y su loro Ravachol son los inspiradores de dos personajes de "La saga/fuga de J. B.", de Torrente Ballester, donde hay un boticario que se llama don Perfecto Reboiras que tiene un loro muy particular y capacitado, que sabe hasta silbar la Marcha Real y que al final resulta ser un loro hembra que se ve envuelto en un apurado episodio con un macho de su especie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dices, Pablo, es cierto, y te agradezco esta importante aportación. Perfecto Reboiras es el farmacéutico y gaitero Perfecto Feijoo. Aquí se revela ("Identidades"):

      http://www.periodistas-es.org/escritores/retorno-a-castroforte-con-gonzalo-torrente-ballester

      Lo que te puedo asegurar es que el J.B., José Bastida, no se refiere a mí.

      Eliminar