lunes, 18 de septiembre de 2017

El cuidado de lo invisible


La tecnología en medicina no es suficiente. Así lo cree Gabriel Heras, médico intensivista y creador del proyecto Proyecto HU-CI (Humanizando los Cuidados Intensivos). Al pie del vídeo podemos leer el ideario que entraña:
Gabriel ofrece una nueva visión y comparte la revolución de la emoción que está llevando a cabo, al darse cuenta de que en las UCI hay algo invisible que no se tiene en cuenta y que es tan importante como aliviar el dolor físico, y esto es, el dolor emocional que se vive en un momento de máxima vulnerabilidad y que sin ser conscientes se produce a diario. El dolor emocional de pacientes, familias y profesionales que con su movimiento y revolución social ha decido transformar y que requiere la involucración de todos para lograr una verdadera sanidad excelente centrada, también, en las emociones de las personas.
Extraemos de la exposición del doctor Heras algunas verdades indiscutibles. Que las heridas emocionales son las más difíciles de curar. Que cuando uno está absolutamente desesperado, lo único que necesita es otra persona. Que a los profesionales nos gusta nuestro trabajo, porque si no, no hay quien lo aguante. Que tenemos los mejores medios, la mejor tecnología, los mejores profesionales… y solo nos falta el mejor trato. Y que la buena noticia es que el mejor trato, el cuidado de lo invisible, depende de nosotros. Así pues, la humanización de la medicina, en todos los niveles asistenciales, está en nuestras humanas manos visibles.

Enlace:
Humanizando los cuidados intensivos

Invisible - Marion Meadows

No hay comentarios:

Publicar un comentario