jueves, 21 de septiembre de 2017

La melodía del último adiós



La última primavera de Edvard Grieg (1843-1907) es una emotiva canción a la que ya hicimos referencia, como una de nuestras piezas musicales para la isla desierta. Según leemos en un espacio ajeno, “la composición está inspirada en un poema noruego en el que un hombre al borde de la muerte contempla, con resignación, la que sabe que va a ser su última primavera”. Y por lo visto en otro espacio, es el propio autor del texto, el poeta Aasmund Olavsson, quien, aquejado de un cáncer gástrico, intuyó que ya no vería el esplendor de otra primavera. 

Inicialmente concebida para voz y piano, con el título del poema, Primavera (Våren), fue luego orquestada para cuerdas y renombrada con su título definitivo. No es extraño que, al escuchar La última primavera, y sobre todo recordando a algún ser querido que ya se ha ido, se nos escape alguna lágrima. Al parecer, Tchaikovsky también lloró al escuchar esta triste y maravillosa canción. 

Es como una melodía del último adiós que endulzara nuestra despedida. 


Primavera, para voz y piano
Al pie del vídeo puede leerse el testo en noruego y su traducción al inglés.

La última primavera, versión orquestal
***
Enlace relacionado en blog: 
Miradas a la muerte

No hay comentarios:

Publicar un comentario